Puerto Plata Covid-19 | 25/10/2021 | Infectados 10127 | Fallecidos 165 | Recuperados 9657 | Click Para Más detalles

Walter Musa: Como el vino

Ultima Actualización: domingo, 01 de febrero de 2015. Por: Luis Henriquez Canela

Para muchos, la mayoría, Walter Musa está como el vino; mientras más viejo mejor.

Sin lugar a dudas que la Ley No. 17-97 que destina en favor de todos los ayuntamientos del país, el 4% del monto de la Ley de Gastos Públicos correspondientes a los ingresos de orden interno, incluyendo los ingresos adicionales, ha tenido resultados positivos en Puerto Plata.

Dentro de las motivaciones que dan origen a la mencionada Ley se indica que los ingresos obtenidos por los ayuntamientos con sus propias fuentes de recursos son insuficientes para cubrir sus necesidades y propender a su desarrollo e independencia económica. Indica, además, que el municipio constituye el eje básico para el desarrollo democrático, económico y social de nuestro país, que, por tanto, hay que fortalecer su capacidad para garantizarla percepción de recursos que permitan a los gobiernos locales cumplir con los objetivos para los cuales fueron creados.

Es bien conocido que a pesar de que nunca se ha destinado ese 4% en su totalidad para los Cabildos, los recursos que se han recibido en Puerto Plata, han sido destinados conforme lo establecido por la Ley No. 176-07 que instituye el Sistema de Presupuesto Participativo Municipal.Decenas de obras realizadas a lo largo y ancho del municipio atestiguan esa realidad.

Hay que destacar, además, la ayuda económica que ha obtenido el Alcalde producto de su relación política con el Ministro de Turismo Francisco Javier García.  Los de corta visión, que son muchos, ven esa relación como una adhesión incondicional a las pretensiones políticas del ministro, sin embargo, esa fidelidad le ha rendido frutos tangibles a Puerto Plata.

¿Por qué el Cabildo del municipio cabecera de Puerto Plata ha logrado esos niveles de excelencia en la administración de los recursos?  Por el cumplimiento que hace de la Ley y por las excelentes relaciones políticas de su gestor que hace fácil obtener la ayuda gubernamental para cuestiones puntuales.

Si algo puede en rostrársele a Walter Musa es su parquedad en cacarear lo que está haciendo. Ese comedimiento y moderación en su accionar,ese, casi silencio, pudiera asimilarse a la inacción, y no hay cosa menos cierta que esa.

Los que le adversan solamente tienen como arma, apelar a los escudos retorcidos, como si fuese el propio Alcalde encargado de colocar blasones.

 

Para muchos, la mayoría, Walter Musa está como el vino;mientras más viejo mejor.