Puerto Plata Covid-19 | 16/10/2021 | Infectados 9879 | Fallecidos 161 | Recuperados 9343 | Click Para Más detalles

MUY CIERTA LA QUEJA DE OCEAN WORLD

Ultima Actualización: lunes, 30 de noviembre de 2009. Por: Luis Henriquez Canela

Cuando una embarcación viene a este país, es recibida por más de 8 autoridades diferentes como son: Aduanas, Inmigración, Marina de Guerra, DNCD, Sanidad Vegetal, Sanidad Animal, etc,”.

En el marco de la  Cumbre Periodística de Puerto Plata, organizada por la Asociación Dominicana de Prensa Turística (ADOMPRETUR), el discurso pronunciado por el Director General de Ocean World, en representación de su propietario Señor Stefan Meister (quien por razones del dominio del idioma español no leyó las palabras de apertura), posee muchas verdades amargas.   

 

Comienza diciendo que Ocean World es una empresa que cree en el futuro de Puerto Plata,  que están convencidos de que hace falta un esfuerzo conjunto para seguir ampliando los atractivos de la región. Expresa que “acontecimientos ocurridos en los últimos años de público conocimiento arruinaron el destino turístico de cruceros en Puerto Plata que prosperaba en los años 80. “Un poco de visión habría podido asegurar por mucho tiempo el desarrollo turístico del puerto, en lugar de los beneficios particulares para unos pocos empresarios”. 

 

El documento dice que están luchando por formar parte del lucrativo mercado de la industria marítima recreacional y esa lucha tiene básicamente dos razones:

a) Que la Republica Dominicana tiene una mala reputación como destino marítimo debido a “la incomodidad del puerto, los problemáticos procedimientos para la entrada y las regulaciones que actualmente experimentan las embarcaciones turísticas”. “Cuando una embarcación viene a este país, es recibida por más de 8 autoridades diferentes como son: Aduanas, Inmigración, Marina de Guerra, DNCD, Sanidad Vegetal, Sanidad Animal, etc,”. “Luego, es necesario obtener nuevamente permisos especiales de las autoridades para salir del país”.  “En la mayoría de países, una vez que usted entra a un puerto en el cual se le otorga el permiso de entrada, usted puede cruzar todos los puertos de ese país solo con el primer permiso que se le concedió, eso no sucede aquí en Republica Dominicana”.

 

b) “La marina ha estado vacía por los impuestos que tienen que pagar las embarcaciones para permanecer en puerto”. En ese sentido expresan: “Las embarcaciones extranjeras tienen que pagar un impuesto de US$50.00 por semana, sin embargo, no tienen que hacerlo en otras marinas de este país, solamente en Ocean World. “La mayoría de los botes extranjeros residentes se han marchado, cansados de tanta burocracia, salieron totalmente de este país o hacia otras marinas de la Republica Dominicana donde no tienen que pagar el impuesto semanal”.  

 

Solicitan promulgar una ley que limite las autoridades que inspeccionan las embarcaciones que entran al país y unifiquen todos los impuestos para que las embarcaciones sepan exactamente qué deben pagar e implementen los mismos cobros de impuestos en todas las marinas del país, poniendo fin  a esa situación  la República Dominicana podría gozar de las ventajas económicas de la industria marítima turística. “Se lo impiden regulaciones arcaicas que provocan que los capitanes evadan el país tanto como sea posible”.  Dicen que el dinero que se pierde a causa de esto es incalculable, pues estas embarcaciones gastan dinero en piezas, supermercados, restaurantes, servicios de reparaciones y este es el tipo de clientes que la Republica Dominicana necesita para impulsar su desarrollo.

 

El documento continuó refiriéndose a los problemas que han tenido que afrontar con los sindicatos de taxistas por el transporte terrestre de sus clientes. Abogan por la libertad de tránsito como parte de una sociedad libre y democrática.

 

Finalmente, termina diciendo que “las personas que amamos este país, debemos contribuir con nuestro granito de arena para intentar desde nuestros lugares de inversionistas, periodistas, hoteleros, hombres de negocios, etc., erradicar la corrupción y que ésta sea castigada con todo el peso de la ley”.

 

Más claro ni el agua.