Puerto Plata Covid-19 | 25/10/2021 | Infectados 10127 | Fallecidos 165 | Recuperados 9657 | Click Para Más detalles

La denuncia y el chisme

Ultima Actualización: viernes, 15 de julio de 2016. Por: Luis Henriquez Canela

Queremos cuidar el turismo, queremos que las noticias sean lo más dulces posibles con la finalidad de tratar de no ahuyentar los clientes; sin embargo, criticamos lo no criticable.

Lo público es público y lo privado es privado. Aunque sea por consideración a unos empresarios que mantienen centenas de empleados laborando en su establecimiento médico, deberíamos cerrar la boca por una vez.

No entiendo cómo puede ser posible que un procedimiento, un internamiento, cuyos costos desconocemos y cuyo alcance no mencionamos,  tenga que ser objeto de un comentario hasta cierto punto capcioso y, hasta burlón. 

Decían los comentaristas que en una clínica privada atendieron un extranjero que lo refirieron de un hotel y que el cobro fue de dos mil dólares. No dijeron cuantos días permaneció interno, ni qué le practicaron, ni las condiciones en las que esa persona llegó al establecimiento médico.

Queremos cuidar el  turismo, queremos que las noticias sean lo más dulces posibles con la finalidad de tratar de no ahuyentar los clientes;  sin embargo, criticamos lo no criticable.

Me da por pensar que muchos no entienden la trascendencia y el daño que pueden hacer  profiriendo juicios alejados de la realidad,  micrófono en manos.  ¿Porque, qué importancia tiene eso a la luz de las orientaciones al público? ¿Cuál es la trascendencia de una denuncia tan temeraria como esa? ¿Los que tienen el micrófono son médicos, saben de procedimientos, saben de costos, tienen clínicas?

Hay que tener mucho cuidado. No todo lo que nos dicen hay que decirlo.  La sensatez indica que lo primero que debe hacer un periodista es investigar a fondo el meollo del asunto y luego elaborar su propio juicio, no salir en defensa de un chisme que en definitiva va a quedar en eso, en eso mismo, en un chisme.

¿Qué necesidad hay de hacerse eco de una denuncia tan temeraria como esa si con ella nos estamos haciendo daño nosotros mismos?

Al parecer desconocen las consecuencias y el perjuicio que pueden hacer esos juicios vertidos al aire mediante un micrófono.

Seamos más juiciosos, por Dios.