Puerto Plata Covid-19 | 27/07/2021 | Infectados 8357 | Fallecidos 157 | Recuperados 7353 | Click Para Más detalles

27 DE FEBRERO “INDEPENDENCIA NACIONAL”

Ultima Actualización: sábado, 27 de febrero de 2021. Por: Rafael Hernandez

Por: Rafael Hernández

Hace hoy 177 años que aquellos acontecimientos nos colocaron en la ruta de los pueblos libres y soberanos, bajo la doctrina de la sociedad secreta La Trinitaria que fundara Juan Pablo Duarte, con una genialidad tal que se difundieron los ideales libertarios por todo el territorio de la República recién nacida, y pese a todos los traspiés, se mantiene viva.
Muchos estamos inconformes porque la Republica y el País que soñamos no se hayan logrado. Efectivamente porque en nuestros sueños nunca ha estado de por medio el contexto internacional imperialista y expansionista que nos ha acogotado desde que nacimos, ni han estado presente los malos dominicanos que nunca han creído en la existencia de esta Patria y la juzgan como una ficción.
Haciendo juicios de valor a favor y en contra, solo valoremos lo siguiente:
1-En el panorama dominicano había una estructura social arcaica, la más atrasada del mundo con que tuvimos que luchar, y con el paso de los años, la vencimos. Los hateros y cortadores de maderas que dominaban el espectro económico del país, perdieron su espacio social y político para decidir los destinos del país. Duarte y los trinitarios vivían en la conciencia del pueblo llano. Pasamos del inmediatismo a la lucha de largo plazo.
2-La permanente pugna entre ideas liberales (Duarte y los trinitarios, Luperón y los restauradores) y conservadores (Santana, Bobadilla, Báez) en el imaginario colectivo mientras los liberales son ensalzados y venerados, los conservadores han pasado al olvido). Prevalecían los ideales duartianos.
3-Cuando los conservadores atrasados han materializado sus maquinaciones, la posición liberal (intentos de Santana, el gran fracasad o de imponer un protectorado francés, y de anexarnos a EE.UU. en 1854) o el pueblo en armas los ha rechazado, como ocurrió con la Anexión a España por Santana en 1861, donde las armas de los campesinos, (machetes, carabinas y fusiles) vencieron con sus guerrillas al poderoso ejército imperial español. Nadie pudo sepultar el ideal trinitario.
3-Cuando el gánster Buenaventura Báez intentó anexarnos a EE.UU. en 1870, las voces del sector liberal a través de terceros en el Congreso Americano como Sumner Welles) derrotaron su despropósito. Y en 1873 el atrevimiento de vender la península de Samaná a unos aventureros norteamericanos, hizo que se unieran dos rivales del calibre de José María Cabral, el líder del Sur y Gregorio Luperón, el gran líder del Cibao en una Revolución Unionista, que desmanteló todos esos planes por muchos años. Los trinitarios seguían cosechando éxitos.
4-Cuando la irresponsabilidad de los presidentes B. Báez, y Ulises Heureaux (Lilís) fundamentalmente endeudaron el país, se encontró una salida poco saludable, pero se pactó la Convención Dominico-Americana de 1907, y las operaciones posteriores por el caudillismo reinante, frustraron todo, pero nunca perdimos las esperanzad, y cuando Francia amenazó cobrar la deuda con sus cañoneras, el pueblo reunió la suma con donaciones voluntarias, y le pagó. El espíritu de o trinitarios se impuso
5-Cuando EE. UU. volvió a violar nuestra soberanía y a pisotear el suelo patrio en 1916, se encontró primero con la resistencia campesina y los “Gavilleros” le dieron la pelea durante 6 años, y los “nacionalistas” pudieron negociar su salida, pues se dieron cuenta que era imposible mantenernos ocupados como hicieron en Haití. Las ideas trinitarias seguían vigentes.
6-Aunque con violencia, los norteamericanos lograron organizar las finanzas y la administración pública del país, pero tuvieron que irse en 1924. Siguieron vigentes los motivos que generaron la mencionada Convención de 1907, pero el país necesitaba nuevos préstamos para poder seguir funcionando, y bajo su tutela se administró el dinero, con la mínima corrupción.
7-Cuando El “perínclito de San Cristóbal” asaltó el poder político con la mayor violencia criminal hasta entonces conocida, encontró la resistencia de los dominicanos en cada escena. Y cuando decidió echarle manos al presupuesto nacional para manejarlo a su antojo, bajo la prepotente campaña falaz y que todavía sobrevive en las mentes más ingenuas de que “Canceló la Deuda Externa Pública”, su trama fue enfrentada y denunciada, y se tramó Cayo Confites, Luego Luperón y Finalmente Constanza, Maimón y Estero Hondo. Estos pudieron ser fracasos militares, pero fueron las palancas que sacudieron la conciencia nacional que finalmente le puso fin a ese odioso régimen.
8-Cuando nos intervinieron de nuevo los EE. UU. bajo el estúpido y manoseado pretexto del comunismo en 1965, se dieron cuenta que con este pueblo no se podía, pues por todos los medios con todo su poderío de fuego intentaron vencer nuestra resistencia y no le quedó otra que negociar una salida.
9-Cuando el trujillista Balaguer quiso reproducir la dictadura de nuevo, se encontró con doce años de permanente resistencia, que se le descojonaron en 1978 con el triunfo de Guzmán, y aunque volvió por otros diez años, se dio cuenta que no podía doblegarnos y propició una transición que todavía está estancada, pero que de alguna manera resolveremos.
10-Cuando las potencias occidentales han querido echarnos encima el problema haitiano, y han presionado a estos gobiernitos títeres para que acepten ciertos acuerdos secretos que violan nuestra integridad y soberanía, el pueblo se ha puesto y se mantiene en alerta. Y estemos seguros que cuando vengan con el cuento de la supuesta Fusión, también la derrotaremos gallardamente de una vez para siempre. Tengamos fe en nuestro porvenir.
¡Viva Juan Pablo Duarte! ¡Viva la República Dominicana! ¡No pasarán nunca los traidores!
Alfredo Rafael Hernández, 27 de febrero de 2021.