Puerto Plata Covid-19 | 16/10/2021 | Infectados 9879 | Fallecidos 161 | Recuperados 9343 | Click Para Más detalles

El riesgo de la suscripción directa de pólizas

Ultima Actualización: jueves, 21 de mayo de 2015. Por: Luis Henriquez Canela

El corredor conoce la letra pequeña, la grande y los caminos para que la aseguradora honre el compromiso en el mínimo de tiempo.

Ayer estuve conversando con un amigo sobre pólizas de seguros y me sorprendió  una afirmación que me hizo. A pesar de que somos amigos desde hace algunos años,  nunca le había hablado de seguros y en esta ocasión se me ocurrió preguntarle.  Resulta que tiene dos empresas medianas, varios vehículos,  dos docenas de empleados y sus seguros los suscriben  directo  con una aseguradora, es decir,  me dijo que el gerente del banco al que pertenece esa aseguradora le propuso venderle las pólizas y él se las compró.

Me sorprendió su respuesta porque para un empresario ni para nadie es bueno hacer el negocio de seguros directo. La primera razón es que el corredor de seguros es quien conoce a profundidad los contratos de seguro y, por lo tanto tiene sobrada capacidad para defender a su cliente. Lo segundo es que la intermediación no encarece el producto,  muy por el contrario, el cliente tiene el beneficio de recibir varias ofertas de varias aseguradoras cada vez que vaya a adquirir un nuevo producto de seguros o vaya a renovar.  Eso hace que pueda obtener mejor precio y mejores condiciones.   Lo tercero es que estando directo con la aseguradora es el mismo cliente que debe hacer sus propias diligencias para auto gestionarse la indemnización.

En caso de accidentes automovilísticos en los que hay terceros involucrados, los clientes pasan muchísimo trabajo porque no tienen a nadie que los guíe durante el tortuoso camino hacia la indemnización. Los accidentes de autos con motocicletas están a la orden del día,  se dice que el 80% de los accidentes automovilísticos involucran una motocicleta y es ante esa realidad que el asegurado debe tener un buen intermediario que conozca tanto el contrato de seguros así como las leyes a aplicar.  

Un intermediario con conocimiento sobre los contratos de seguros y las normas legales vigentes en materia de indemnizaciones es una joya. Quien no usa intermediación en seguros, pierde el valor agregado más preciado que es el del acompañamiento y la asesoría oportuna, sin costo.

El corredor conoce la letra pequeña,  la grande y los caminos para que la aseguradora honre el compromiso en el mínimo de tiempo. 

Finalmente le exhorté a ese amigo que utilice los servicios de un intermediario para que deje de ser un número más y se convierta en un nombre con su apellido