Puerto Plata Covid-19 | 12/05/2021 | Infectados 7785 | Fallecidos 154 | Recuperados 6227 | Click Para Más detalles

El Cuco Come Gente

Ultima Actualización: viernes, 06 de marzo de 2015. Por: Ramiro Francisco

Muchos, aprendimos ya grandecitos, que el Cuco era un cuco de los cucos padres nuestros, para “mantenernos a raya”.

Muchos de la generación a la que pertenezco, y que ya hemos pasado los 60s, muchos repito, crecimos con el miedo al Cuco.

Muchos, aprendimos ya grandecitos, que el Cuco era un cuco de los cucos padres nuestros, para “mantenernos a raya”.

Nos imaginábamos al fuñío Cuco, como un ser grotesco, gigante, tuerto, con grandes manos y largos dedos capaz de todo.

Confieso, que el miedo al Cuco, no nos dejaba escuchar hasta el final los capítulos de Raflex el Ladrón de las Manos de Seda, novela radial de aquellos años, y que junto a otros tigueritos, nos dejaban oírla en la radio Phillips del recordado Juan Garcia y familia.

El Cuco era de noche que rondaba por los barrios, presumo que de los pobres. Como teníamos que cruzar desde la Calle 2 del Ensanche Duboq (Los Callejones) hasta la casa del “Mayor”, preferíamos irnos no muy tarde, con el miedo de “toparnos con el Cuco”

Con todo y la Era Digital en la que pasados tantos años vivimos, ahora los Cucos son diferentes.

No son nuestros padres, ni nosotros quienes amedrentamos a nuestros hijos con el Cuco con que se nos mantenía en el Limbo. Tal Cuco, como el Limbo mismo han sufrido las mismas consecuencias.

Uno de los Cucos modernos y digital, es someter a la justicia por difamación e injuria.

Lo esgrimen muchos políticos y funcionarios. Mientras más dudas despiertan, mientras más mezclados puedan estar con casos de corrupción, mientras más salpicados puedan estar con desfalcos, y actos incorrectos dentro de sus funciones, más saltan cual gacela, o como gato en un macuto y amenazan con el Cuco moderno.

Favorecemos el ejercicio de un periodismo y comunicación con total libertad de expresarse. Sin difamar. Si alguien se siente difamado e injuriado, sabe lo que le corresponde hacer.

Eso sí, vaya bien resguardado, no sea que el Cuco se lo coma a usted.