Puerto Plata Covid-19 | 16/10/2021 | Infectados 9879 | Fallecidos 161 | Recuperados 9343 | Click Para Más detalles

Los retazos de Gonzalo

Ultima Actualización: miércoles, 29 de enero de 2014. Por: Luis Henriquez Canela

Ya nos han engañado en múltiples ocasiones con el caramelito de esa construcción a cuatro carriles.

Parecería como que el Gobierno de Danilo va a pasar sin pena ni gloria para los puertoplateños. ¿Qué ha hecho para merecer nada? Nada! ¿Cuáles son las obras, las iniciativas, las acciones, los trabajos? Ningunos! 
 
Se está hablando del anfiteatro que se edificará en la puntilla del malecón, cuando la verdadera prioridad para esta Provincia es la construcción a cuatro carriles de la vía que la comunica con Navarrete. La construcción del momentáneamente indeseado anfiteatro, más que una gracia es una desgracia. Este no es el momento para eso.  
 
Desde el inicio del gobierno, cuando Obras Públicas se hizo cargo del arreglo de la carretera Puerto Plata a Navarrete, lo que se comenzó fue una especie de paño con pasta.  Rellenaron la carretera de asfalto de lado a lado. Hay que decir que a los campesinos que viven y se desplazan por esa vía a pie y en animales, no les dejaron espacio para su desenvolvimiento. Resulta que la capa de asfalto que le arrojaron fue tan esquelética que después de un año y pico, los parches se han puesto peores que como estaban. Decenas de vidas se han perdido por culpa de ese tollo apadrinado por Gonzalo. 
 
Sepan ustedes que de los cuatro Gonzalo que he conocido, sólo uno sirve. Los otros tres son chapuceros; como éste, el de Obras Públicas. Pero el culpable no es el Gonzalo, los culpables somos nosotros los puertoplateños que no nos empantalonamos.   
 
Ya nos han engañado en múltiples ocasiones con el caramelito de esa construcción a cuatro carriles. Según mis cálculos, esa carretera no se toca por ahora porque será la punta de lanza, el pivote o el eje sobre el que, otra vez, se sustentará una campaña política, esta vez la del 2016.  
 
Mientras tanto que siga Gonzalo con sus retazos, que sigan los mutilados y los muertos.  Y anótenlo, me darán la razón.