Puerto Plata Covid-19 | 14/05/2021 | Infectados 7785 | Fallecidos 154 | Recuperados 6227 | Click Para Más detalles

Nubes cargadas

Ultima Actualización: martes, 12 de abril de 2016. Por: Ramiro Francisco

Las nubes están cargadas. Unas con agua sana y aprovechable. Otras con aguas ácidas que destruyen y queman.

La información que traen algunos medios impresos sobre la suspensión del Ing. Félix Rodríguez Grullón como alcalde de San Francisco de Macorís, coloca a buena parte de la opinión pública dominicana, atenta a lo que sucederá con el también candidato a diputado por el Partido de la Liberación Dominicana PLD.

Tal vez quienes desempolvan el término de campaña sucia sostendrán que es parte del show mediático del PRM

No hay que ser un genio en márquetin electoral, para saber que generalmente en la recta final de la campaña salen a relucir cosas que asombran al más versado de los mortales.

Algunos partidos –porque no son todos- tienen lo que llaman sus tácticas y estrategias no importa sean sucias o turbias con el fin de empañar, dañar, inutilizar y enmudecer al contrario.

Con el alcalde de San Francisco de Macorís Ing. Félix Rodriguez Grullón, acusado de un desfalco de unos 400 millones de pesos se puede sentar un buen ejemplo si es condenado a 20 años si vamos a creer lo expresado por la Directora de la Procuraduría Especializada de Persecución Contra la Corrupción Administrativa PEPCA, Laura Guerrero.

No tanto inicia el mes de Abril y notamos como abren al sol y al viento, muchos casos de corrupción de los que muchos no quieren verlo en titulares, editoriales y noticias en los medios de comunicación.

Esto es la apertura. Esperemos como muchos trapitos serán tirados a la calle. Las “alianzas” desatarán los nudos de amistad que muchos se tenían por años. Todas esas “malas mañas” aprendidas y practicadas contra los adversarios serán lanzadas al aire a menos que se piense en las graves consecuencias políticas para esa organización de la que hoy forman parte por circunstancias especiales.

Las nubes están cargadas. Unas con agua sana y aprovechable. Otras con aguas ácidas que destruyen y queman.

Si lo dudan, pregúntenle a los disgustados.