Puerto Plata Covid-19 | 04/08/2021 | Infectados 8419 | Fallecidos 158 | Recuperados 8010 | Click Para Más detalles

No Podemos Olvidar

Ultima Actualización: lunes, 08 de febrero de 2016. Por: Ramiro Francisco

¿ Municipios olvidados? Es el título correspondiente a uno de nuestros artículos publicado en fecha 16 de enero del presente año.

En estos menos de cien días que faltan para las elecciones generales a realizarse en nuestro país. Observaremos muchos movimientos estratégicos de autoridades, aspirantes y seguidores del partido oficial con la finalidad de presentar a las comunidades y barriadas, alternativas de solución a problemas que permanecen por años.

¿ Municipios olvidados? Es el título correspondiente a uno de nuestros artículos publicado en fecha 16 de enero del presente año, y en el que enfocamos la apatía y dejadez de algunas autoridades ante los problemas que acogotan la mayoría de los municipios que conforman nuestra provincia.

Nos satisface conocer, que en menos de dos semanas luego de “salir” nuestro escrito el gobernador provincial Dr. Iván Rivera visitó Guananico para enterarse a viva voz de sus penurias (29-1-2016). Lo aceptamos como simple coincidencia.

De igual manera regresó este sábado 6 de febrero. Esta vez acompañado del vice-ministro de Obras Públicas Ing. Ramón Pepín, Gral. FAD Richard Vásquez Jiménez y el Cor. PN Isaías Santana Morillo donde se dio a conocer el inicio de reparación total de la carretera Imbert-Guananico.

Trabajos estos que de acuerdo con esa información recibida, se inician el venidero mes de marzo.

No podemos olvidar, no es sensato olvidar que han sido constantes las luchas realizadas por diferentes comunidades para la construcción de esa carretera.

No se puede olvidar, cuáles han sido las acciones realizadas por los legisladores de esas demarcaciones al respecto.

Imposible olvidar las luchas a veces violentas y hasta con derribo de árboles (no respaldamos esas acciones) en demanda de reparación de la carretera.

No se puede olvidar, las veces que se han “iniciado” esos trabajos y luego los aparatos, ingenieros y obreros desaparecen como por arte de magia.

No se pueden olvidar el sonido de los disparos y el aire asfixiante de las bombas lacrimógenas como respuesta a esas personas que aspiran a una vida mejor.

¿ La terminarán antes de las elecciones? ¿ La dejarán a “medio talle” para esperar el resultado de los “agradecidos” en las elecciones? ¡Quién sabe!