Canela Tavarez Abogados

New York, de Ida y Vuelta

Ultima Actualización: lunes, 06 de agosto de 2018. Por: Jaro .

Anoche se realizó la cena de gala de los Puertoplateños Ausentes, una comunidad de compueblanos que han emigrado a los Estados Unidos.

Anoche se realizó la cena de gala de los Puertoplateños Ausentes, una comunidad de compueblanos que han emigrado a los Estados Unidos, incluso Canadá, para forjar futuro y mejores condiciones de vida en Tierras Extranjeras y Lejanas.

Año tras año celebran este encuentro para unificar el lazo familiar y de origen de esta comunidad pujante.

Como diría el cantautor cubano en su canción titulada: “Sueño de una Noche de Verano”, yo también quisiera soñar.

Si, soñar que muchos de los temas, decisiones y planteamientos se concretizaran. Me gustaría soñar que se consiguen Becas académicas y deportivas para niños de escasos recursos de nuestra ciudad, que también pudiéramos conseguir becas para el arte, que se consigan facilidades para personas que no tienen opción de tratamiento en enfermedades catastróficas, que se consigan alimentos y medicinas para el ancianato de Puerto Plata, que se le construyan más habitaciones y que no exista esa larga lista en espera de que algún viejecito fallezca para darle su espacio al próximo en la lista. Me gustaría soñar que las autoridades lleguen con la decisión y solución del vertedero de Puerto Plata, que traigan la fórmula para evitar la contaminación de nuestras playas, que medio ambiente logre dar con los culpables cómplices de la depredación de los árboles, las extracciones de materiales de los ríos y la detención de la invasión del parque Isabel de Torres.

Ya que allá los tienen a todos juntos como mansos corderitos, tal vez puedan meterlos en alguna habitación y halarles los moños para que enderecen su comportamiento con tan maltratada provincia, que les puedan crear conciencia, que entiendan que su rol no es una pasarela diciendo que su cartera o departamento opera a la perfección, que saquen la parte humilde de su origen, de su formación, de su educación y sobretodo de sus familias, muchas de ellas de una trayectoria vertical e intachable.

Quizás desde allá obtengan un boleto de vuelta diferente al de ida.