Canela Tavarez Abogados

Aporte de las ideas de Fray Bartolomé de las Casas en defensa de los derechos humanos.

Ultima Actualización: lunes, 09 de septiembre de 2019. Por: Victor Mena Graveley

La filosofía escolástica y el humanismo renacentista tenían una imagen del ser humano opuestas.

El pensamiento de Fray Bartolomé de las Casas estuvo influenciado por la filosofía de San Agustín, el derecho natural, el humanismo y la filosofía renacentista. Esa influencia que supuso dichas ideas en Fray Bartolomé de las Casas hizo ver el mundo de la época desde otra perspectiva e imponer un nuevo paradigma capaz de trastocar los cimientos en que se sustentaba las encomiendas, los abusos y el dominio que ejercían los españoles en contra de los aborígenes de hispano américa.

La filosofía escolástica y el humanismo renacentista tenían una imagen del ser humano opuestas. Para la primera, la calidad de ser humano tenía por fuente a Dios, padre de todo el universo sustentado en que para Dios todos los hombres son iguales, según la Biblia; mientras que para el segundo la calidad del ser humano venía dada por sí mismo.

Podemos decir que Bartolomé de las Casas conjuga ambos conceptos y define al ser humano del siguiente modo:

…el hombre, precisamente por su naturaleza, tiene unos derechos naturales. En el plano filosófico, el hombre, por su naturaleza racional y volitiva, tiene una dignidad que le hace acreedor de determinados derechos de forma connatural e inalienable, en el plano teológico, la dignidad le viene dada por ser criatura de Dios, a su imagen y semejanza. Ambos planos, el natural y el revelado, lo comparten todos los hombres que, en su dignidad, son todos absolutamente iguales, como miembros de una especie humana. (García, S.f., Pag. 12)

Esas ideas llevaron a Bartolomé de las Casas a tener la sensibilidad suficiente para formular una serie de ideas precursoras e inspiradoras de muchos derechos que las constituciones reconocen hoy día.

Primero, la dignidad humana como eje central o círculo concéntrico que definen los derechos humanos.

Segundo: Un concepto de libertad basado en que los seres humanos nacen libres y son racionales con capacidad de elegir su destino derivado del concepto del humanismo racional.

Tercero: Derecho a vivir en sociedad, de manera que todos gocen de las mismas prerrogativas para satisfacer sus necesidades imperiosas.

Tercero: Derecho a tener gobernantes justos. De manera que los gobernantes no sean tiranos y que la autoridad provenga de la razón y se comporte con equidad y justicia. La autoridad debe emanar de la ley.

Cuarto: Derecho a la libertad de pensamiento y creencias. Bartolomé propuso que los Aborígenes podían decidir entre su religión originaria y el cristianismo. Incluso, propuso que no era obligado que los indígenas escucharan las homilías cristianas.

Como se comprenderá, el pensamiento de Fray Bartolomé de las Casas era progresista para la época, precursor de los derechos humanos en su formulación actual, una especie de hombre que propuso un cambio de paradigma en la Junta de Valladolid y lo logró. De esos hombres que cambian la historia para bien.