Puerto Plata Covid-19 | 23/01/2021 | Infectados 6572 | Fallecidos 133 | Recuperados 4250 | Click Para Más detalles

Autoridades rechazan dique donde se reparan embarcaciones en bahía de Luperón por gran contaminación que genera

Ultima Actualización: miércoles, 25 de noviembre de 2020. Por: ANTONIO HEREDIA

La acción de saneamiento y orden para proteger ese patrimonio natural es realizada de forma conjunta por el ministerio de Medio Ambiente, la Armada de República Dominicana y el Consejo Dominicano de Pesca y Acuicultura (CODOPESCA).

PUERTO PLATA. -  Debido a que contamina los manglares y las especies acuáticas y subacuáticas, las autoridades gubernamentales anunciaron que no permitirán que siga operando un dique de reparación de embarcaciones en la bahía de Luperón.

La acción de saneamiento y orden para proteger ese patrimonio natural es realizada de forma conjunta por el ministerio de Medio Ambiente, la Armada de República Dominicana y el Consejo Dominicano de Pesca y Acuicultura (CODOPESCA).

Desde hace años un grupo de foráneos han invadido un área de la bahía de Luperón donde establecieron ilegalmente un dique o taller acuático para reparar embarcaciones, contaminando el entorno con derrames de aceite y combustible Diesel.

Además de amarrar en los troncos de los manglares las embarcaciones sometidas a reparación, también lanzan allí trozos de hierro, madera y múltiples escombros, poniendo en riesgo el ecosistema de la referida bahía que es un área protegida.

“Todo mundo se vivía quejando de esta problemática, por lo cual Medio Ambiente y la Armada están poniendo orden y aplicando la ley a todas las embarcaciones pesqueras, turísticas y de recreos”, expresó el administrador del Refugio Vida Silvestre en la Bahía de Luperón, Pablo Rodríguez.

También, el director ejecutivo de CODOPESCA, Carlos José Thén, condenó la manera en que pescadores desaprensivos reparan embarcaciones ancladas en el muelle de Luperón, cuyos residuos impactan negativamente al medioambiente, específicamente los manglares de la bahía.

Se apunta que las autoridades han optado por unificar esfuerzos en pos de detener este tipo de prácticas en la bahía de Luperón que producen efectos nocivos y graves daños a los recursos vivos, a la vida marina, la actividad pesquera y peligros para la salud humana.