Puerto Plata Covid-19 | 08/08/2020 | Infectados 1269 | Fallecidos 65 | Recuperados 581 | Click Para Más detalles

Arranca este jueves la temporada del béisbol de Grandes Ligas que será reducida por la pandemia del COVID-19

Ultima Actualización: jueves, 23 de julio de 2020. Por: ANTONIO HEREDIA

El principal pasatiempo deportivo de Estados Unidos y el área del Caribe, en este año implica varias normas, se prohíbe a los jugadores escupir o mascar tabaco, pero tampoco habrá espectadores en las gradas.

PUERTO PLATA.- Con el partido inaugural entre los Yankees de Nueva York y los actuales campeones Nationals de Washington, este jueves 23 de julio se dará inicio a la temporada del béisbol de Grandes Ligas del 2020, luego de su aplazamiento ante la pandemia del virus COVID-19.

El principal pasatiempo deportivo de Estados Unidos y el área del Caribe, en este año implica varias normas, se prohíbe a los jugadores escupir o mascar tabaco, pero tampoco habrá  espectadores en las gradas y la temporada regular tendrá un calendario de solo 60 partidos en lugar del habitual maratón de 162 juegos.

Las Grandes Ligas pondrá a prueba los protocolos de seguridad desde que arranque hoy la esperada  temporada 2020 del béisbol profesional en pleno resurgimiento del coronavirus en Estados Unidos, por lo cual todos los jugadores deberán someterse a estrictos protocolos de salud diseñados para mantener a la competición a salvo de la pandemia.

Por tal razón, los beisbolistas serán sometidos a pruebas cada 48 horas y habrá obligación de llevar mascarillas en el campo, además las normas de distanciamiento físico implicarán la ampliación de los banquillos, con jugadores de reserva repartidos en asientos de las gradas.

De igual manera, elementos básicos del béisbol estarán prohibidos como son el tabaco de mascar y las semillas de girasol, en vista que el nuevo código de seguridad de este deporte, tampoco permitirá escupir ni chocar las manos cuando un pelotero realice una gran jugada o conecte un jonrón.

También, entre las nuevas reglas se explica que los jugadores o entrenadores que salgan de sus posiciones para protestar ante los árbitros, o se les acerquen a menos de seis pies (1,8 metros), podrán ser expulsados y sancionados.