Puerto Plata Covid-19 | 22/09/2021 | Infectados 9050 | Fallecidos 158 | Recuperados 8646 | Click Para Más detalles

SCJ ratifican condena contra abogado de origen puertoplateño acusado violación a la propiedad privada

Ultima Actualización: miércoles, 18 de agosto de 2021. Por: La Redacción

Dicho imputado deberá asumir el pago de las costas del procedimiento como justa reparación de los daños y perjuicios materiales sufridos por los abogados Jesús Méndez y Fernando Enríquez Mejía Mendoza, y por los agravios del hecho delictivo.

PUERTO PLATA.- Un abogado de origen puertoplateño fue condenado a tres meses de prisión correccional y al pago de RD$2 millones de pesos por violación al Artículo 1 de la Ley 5869, sobre Violación de Propiedad.

La sentencia emitida por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia recayó contra el abogado César Amadeo Peralta, al cual ordenan desalojar de forma inmediata de la Parcela 10-D, del Distrito Catastral número 2 del municipio de Luperón, en esta provincia de Puerto Plata.

El veredicto dispone además la confiscación de las mejoras levantadas dentro de la referida parcela, siendo esta decisión ejecutoria provisionalmente, sin fianza, no obstante, cualquier recurso, en virtud de lo que establece la Ley 5069, sobre Violación a la Propiedad.

Dicho imputado deberá asumir el pago de las costas del procedimiento como justa reparación de los daños y perjuicios materiales sufridos por los abogados Jesús Méndez y Fernando Enríquez Mejía Mendoza, y por los agravios del hecho delictivo.

La decisión del alto tribunal responde al rechazo del recurso de revisión interpuesto por Cesar Amadeo Peralta Gómez, contra la Sentencia Penal número 272-2006-00109, dictada por la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Puerto Plata, de fecha 8 de agosto de 2006, notificado por sentencia número 627-2006-00341, de fecha 5 de diciembre del año 2016.

Se supo que este caso fue emitido por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Puerto Plata, por no estar basado en ninguno de los hechos expresados en el artículo 428 del Código Procesal Penal.