Puerto Plata Covid-19 | 21/04/2021 | Infectados 7681 | Fallecidos 155 | Recuperados 6124 | Click Para Más detalles

Investigan denuncia contra general militar y agentes policiales requisaron ilegalmente una vivienda en Puerto Plata

Ultima Actualización: martes, 02 de marzo de 2021. Por: ANTONIO HEREDIA

Supuestamente el mencionado general habría ordenado romper la cerradura y la puerta principal de una vivienda propiedad del comerciante Ramón Reynoso ubicada en Punta Rucia próximo a la playa La Ensenada en el distrito municipal Estero Hondo.

PUERTO PLATA.- La Procuraduría de Persecución de la Corrupción investiga una denuncia contra un general de la Fuerza Aérea de República Dominicana (FARD) y miembros de la Policía Nacional quienes sin una autorización judicial participaron en un allanamiento a una vivienda en la parte Oeste de esta provincia.

Según una noticia publicada este lunes en el periódico El Nacional con la firma del periodista Domingo Berigüete, se precisa que el alto oficial militar sometido a la justicia por la alegada comisión de faltas graves en el ejercicio de sus funciones es el general Juan Carlos Torres Robiou, quien es el director nacional del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR).

Supuestamente el mencionado general habría ordenado romper la cerradura y la puerta principal de una vivienda propiedad del comerciante Ramón Reynoso ubicada en Punta Rucia próximo a la playa La Ensenada en el distrito municipal Estero Hondo perteneciente al municipio de Villa Isabela.

La instancia de la que fue apoderado el Ministerio Público detalla que oficiales del CESTUR junto a varios miembros de la Policía Nacional presuntamente se asociaron a una red dedicada a la obtención de títulos de propiedad de formas fraudulentas, con la intención de despojar al señor Reynoso de su vivienda de dos niveles.

Hasta el momento de publicar esta información, la Fiscalía de Puerto Plata ni el Ministerio de Defensa (Fuerzas Armadas) había informado sobre dicha situación, ya que en la acción penal participaron oficiales militares y policiales, quienes alegadamente actuaron en contubernio con una supuesta red dedicada al crimen organizado en la referida zona.