Puerto Plata Covid-19 | 27/09/2020 | Infectados 2245 | Fallecidos 111 | Recuperados 1569 | Click Para Más detalles

Claman acción coercitiva de PN ante intranquilidad causada por música estridente en Puerto Plata

Ultima Actualización: lunes, 07 de septiembre de 2020. Por: ANTONIO HEREDIA

Ante esa problemática, decenas de ciudadanos están solicitando la acción coercitiva de la Policía Nacional, a fin de que sean incautados las bocinas y equipos de sonido que irradian contaminación sónica por doquier.

PUERTO PLATA.- La imprudencia de personas desaprensivas continúa manteniendo en una zozobra constante a moradores de sectores populares, urbanización y comunidades de esta jurisdicción.

Ante esa problemática, decenas de ciudadanos están solicitando la acción coercitiva de la Policía Nacional, a fin de que sean incautados las bocinas y equipos de sonido que irradian contaminación sónica por doquier.

Y es que a diario se reportan quejas de distintas locaciones de Puerto Plata sobre los escándalos que son causados por el alto volumen de la música estridente, que causa irritación en los hogares donde la tranquilidad ha desaparecido.

Ni siquiera porque existe un “toque de queda” en horario nocturno, el ruido no cesa, situación molestosa que se hace inaguantable en distintos sectores populares y urbanización residenciales de esta ciudad San Felipe de Puerto Plata.

Las denuncias provienen de sectores populares como son: El Javillar, Playa Oeste, ensanche Dubeau (Los Callejones), Padre Las Casas, Padre Granero, Barrio Codetel, ensanche Miramar (Los Cocos) y hasta de las urbanizaciones Torre Alta, Las Caobas y Cerro Mar.

“No entendemos la forma de molestar que mantienen algunos ciudadanos que se ponen a beber con una música molestosa. Ya esto es un abuso cada fin de semana, por lo cual las autoridades deben hacer algo”, sostuvo la señora Josefa Cid.

Se espera que ante la lluvia de quejas pueblerinas, tanto la Dirección Regional Norte de la Policía Nacional y de la Procuraduría General de Medio Ambiente en Puerto Plata tomen carta del asunto, antes de que ocurra una desgracia.