Palic Salud
Brugal is Happening

Museo del Ámbar: Una Piedra que encanta

Ultima Actualización: viernes, 10 de marzo de 2017. Por: Ariel Heredia Ricardo

Hermosas piezas milenarias de resina vegetal, llamada ámbar, la gran mayoría de ellas con fósiles prehistóricos,.

PUERTO PLATA.- Hermosas piezas milenarias de resina vegetal, llamada ámbar, la gran mayoría de ellas con fósiles prehistóricos, son expuestas en el Museo del Ámbar de esta turística provincia de San Felipe de Puerto Plata.

El museo es considerado el primero del país en su categoría, pues posee piezas de los yacimientos más importantes del país y el mundo, ubicado en la casa de diseño victoriana que fuera propiedad de la familia alemana Bentz, que se estableció en San Felipe de Puerto Plata, a mediado del siglo XX, fue transformada en el 1982 en el Museo del Ámbar de esta ciudad, tras ser comprada por una matrimonio italiano de apellido Costa, que coleccionaban ámbar, con la idea de establecer una tienda, pero luego decidieron exponer las piedras, ya que entendían que las piezas eran muy preciosas para tenerlas en una caja de seguridad.

Carlos Vega, director del Museo del Ámbar, explica que el ámbar dominicano tiende a presentarse en numerosos colores, muy brillantes, con una gran variedad de tonalidades muy hermosas. Varios factores influyeron en la determinación del color de cada piedra ya que algunos posibles factores son: el tipo de árbol productor de la resina; la composición de la resina, su tiempo y condiciones de fosilización; la presencia de elementos naturales (orgánicos e inorgánicos); los diferentes niveles de temperatura y presión existentes en los estratos ambaríficos.


Vega aclaró, que la pieza más estudiada y apreciada en el museo, es una piedra con un fósil de lagarto de 39.5 centímetros en un estado de preservación perfecto, a pesar de que data de casi veinte millones de años. Este fue extraído  en la mina de Puerto Plata, y sus años se especificaron científicamente.

En el museo se exhibe importantes piezas en los colores amarillo-miel, así como otras piezas en tonos muy cotizados y apreciados, como verdes, marrones y azules. Este último es el de mayor valor y el más difícil de encontrar, porque está compuesto en su núcleo de gas volcánico y hasta el momento, no existe registro de que otro país tenga piezas de esta tonalidad.

Entre las hermosas piezas que tiene el museo es una pluma que solo existe en nuestro país, según los estudios realizados por los expertos que visitan el museo. “Es una pluma del ala de un ave, que tiene 2.1 centímetros. Es algo que solo existe en nuestro país”, precisó Vega.


En el museo existen piedras de diversos países, pero la mayoría del ámbar exhibido en el museo ha sido encontrado en los yacimientos dominicanos. Además expresa Vega, que el ámbar existente en el museo, es muy apreciado por los joyeros nacionales e internacionales, atraído por la resina vegetal.

Explica Vega, que el museo es un lugar que atrae a muchos extranjeros por la beldad de sus piezas, es un centro para investigaciones nacionales e internacionales. Posee dos áreas de exhibiciones, en el piso superior y sus corredores interiores muestran la mención de las fiestas que durante la formación de la villa de Puerto Plata, se desarrollaba en la ciudad.

De igual manera, en e Pasillos de exhibiciones se pueden apreciar hermosos colores en las variadas obras de arte le brindan al museo un aroma de paz y frescura, además, le dan un toque de verdadera belleza a cada rincón del museo, que posee colecciones exhibida de forma muy especial. En su interior, el museo tiene, una réplica de una gruta que muestra cómo eran  los árboles en aquellos años cuando se formaron las rocas hoy mostradas en el museo.

El ámbar es una resina fósil más o menos transparente, que existió en el tiempos de los dinosaurios, millones de años atrás. La resina producida por árboles era dulce y pegajosa como la miel, por lo que los insectos y todo lo que se acercaba quedaban atrapados, para hoy darnos una hermosa piedra fosilizada.

La minas de ámbar existentes en Puerto Plata se encuentran localizadas en las secciones Juan de Nina y Rancho Ambrosio que pertenecen al distrito Norte y sus características principales en cuando se compara con el ámbar del distrito del Sur, tiende a ser más frágil y a romperse con el calor.

Existen tres variedades de ámbar que se encuentran en el distrito Norte que son: Un ámbar amarillo pálido y claro; extremadamente frágil, suave, sin materia vegetal o insectos. Un ámbar amarillo menos frágil, un poco más duro, con fracturas internas y materia vegetal. Un ámbar azul bastante duro, con inclusiones de impurezas (todo el ámbar azul contiene algunas impurezas) y el ámbar azul es más raro que las dos variedades amarillas y las tres variedades de ámbar pueden distinguirse unas de otras por el olor (el ámbar puede quemarse como el incienso).

Cada día, una gran cantidad de personas visitan el museo del Ámbar, entre ellas estudiantes y turistas dominicanos y extranjeros. Está abierto al público desde las 8:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde, en horario corrido, y la entrada tiene un costo de 50 pesos por persona, independientemente de que sean dominicanos o extranjeros. Cuenta con experimentados guías que brindan los recorridos en diferentes idiomas.