Palic Salud

Crisis en el periodismo dominicano

Ultima Actualización: viernes, 23 de febrero de 2018. Por: Ariel Heredia Ricardo

En la República Dominicana son muchos los periodistas y comunicadores serios, honestos y de gran capacidad que han decidido poner su pluma y sus palabras a un lado.

herediadr34@gmail.com

 

En la República Dominicana son muchos los periodistas y comunicadores serios, honestos y de gran capacidad que han decidido poner su pluma y sus palabras a un lado y dejar que las cosas sigan su rumbo.

 

En nuestro amado país hay una serie de periodistas y comunicadores muy negativos que han producido muchos disgustos y maldad a la sociedad dominicana.

 

Definitivamente, el periodismo dominicano no está en su mejor momento. Este oficio ha venido sufriendo una metamorfosis muy preocupante y peligrosa.

 

Los motivos son los siguientes:

 

1) La incursión en él, de personas sin ningún tipo de preparación. Esta es la profesión que la ejerce en este país cualquier individuo sin haber pasado por las aulas de una universidad o centro académico.

 

Los periodistas de verdad han tenido que enfrentarse a una cantidad considerable de competidores empíricos. Lo grande es que en esto han hecho un nombre y han logrado mucho impacto.

 

2) La lucha de intereses. El ejercicio de este oficio no mantiene un carácter cerrado y unísono.

 

Los manejadores del poder político y económico han sabido prostituir a muchos hombres de pluma y de las palabras.

 

Hay medios que no son más que una especie de mercado en donde se oferta de todo, desde la difamación hasta la defensa más truculenta del mundo.

 

 Hoy se tiene la figura de las “bocinas”, que no son más que comunicadores al servicio dócil de sectores o de personalidades. Tras de sí tienen mucho poder.

 

3) El amedrentamiento. Esto se ha manifestado en el cierre de medios por influencia de políticos y grandes empresarios y, concretamente, en el asesinato de comunicadores.

 

Distante de fortalecerlo, la democracia local ha colocado al periodismo en una especie de crisis. Hoy hay más medios y comunicadores que nunca, pero este “boom” responde a una lucha de intereses y a la visión de que proporciona una oportunidad para lograr ascenso y beneficios personales.

 

Para despedirme de ustedes dejo la siguiente pregunta: ¿Cómo se hace rico un periodista en República Dominicana?