Puerto Plata Covid-19 | 25/10/2021 | Infectados 10127 | Fallecidos 165 | Recuperados 9657 | Click Para Más detalles

Residentes en sectores populares de Puerto Plata denuncian viven en zozobra por fiestas clandestinas nocturnas

Ultima Actualización: martes, 17 de agosto de 2021. Por: Ariel Heredia Ricardo

Señalaron que “ya están al coger la loma” por los escándalos generados en esas fiestas clandestinas realizadas los fines de semana, por lo cual no saben qué hacer ante esta situación que los agobia y les ha robado la tranquilidad que caracterizaba a esa barriada.

PUERTO PLATA.- Moradores en sectores populares de esta ciudad San Felipe de Puerto Plata, siguen denunciando que no pueden conciliar el sueño por las noches debido a fiestas clandestinas que se ejecutan mayormente los fines de semana.

Según expresaron residentes en la manzana 3 de barrio Haití ya están cansados de trasnocharse y pasar malos ratos a consecuencia de los famosos “Teteos”, jolgorios que agrupan a decenas de personas que se apostan en plena vía publica ingiriendo bebidas alcohólicas con música estridente y fumando hookahs, exactamente en los alrededores de un centro de diversión.

Señalaron que “ya están al coger la loma” por los escándalos generados en esas fiestas clandestinas realizadas los fines de semana, por lo cual no saben qué hacer ante esta situación que los agobia y les ha robado la tranquilidad que caracterizaba a esa barriada.

Los denunciantes indicaron que se han cansado de acudir al destacamento de la Policía Nacional del sector Gregorio Luperón (Barrio Nuevo), así como también al departamento Antiruidos y a Medio Ambiente, pero sus quejas no han sido escuchadas.

Un ciudadano afectado quien pidió mantener su nombre en el anonimato aseguró que los miembros de la Policía conocen de esta problemática, pero que cuando se presentan al lugar conversan con los organizadores de la fiesta y sorpresivamente se marchan dejando el mismo escándalo.

"Mira cuando los vecinos llamamos a la Policía, ellos vienen, por lo general conversan con el dueño del negocio y con un policía que siempre le acompaña, y luego se van, y a poquito rato se enciende el maldito teteo de nuevo", expresó.

Se advierte que a ese lugar llegan personas de todas partes, a pie y en vehículos,  razón por la que la zona se convierte en todo un caos terrible, a lo cual se le añade la música estridente y varios pleitos a tiros y cuchillos, por lo cual en cualquier momento pudiera ocurrir una desgracia.