En el Centenario de Juan Lockward

Ultima Actualización: sábado, 27 de junio de 2015. Por: Ramiro Francisco

La noche de celebración en el Centenario del nacimiento de Juan Lockward estuvo, para bohemios.

La noche apenas iniciaba. Noche calurosa como son las de verano en esta zona del país.

Desde temprano, los invitados llegaban al Club del Bolero donde se le rindió homenaje al cantautor Juan Lockward, por sus cien años de haber nacido en este pueblito encantado que tanto amó.

Todas las puertas del legendario local permanecían abiertas de par en par. El constante y acelerado movimiento de los abanicos transportaban al exterior, canciones de Gardel, Lucho, Marini, Danny Rivera, Solano, Sadel Teté Marcial, el eterno Francis Santana…..y tantos otros artistas que llenaron toda una época.

Afuera, esas melodías llegaban a oídos de transeúntes y quienes conversaban en la calle y la plaza cerca de Casa de Cultura.

Las canciones de Juan Lockward, las escuchamos algunos minutos después, en voces de artistas que compartieron estilos y sentimientos con el nutrido público que respaldó la invitación hecha.

De las “mil mágicas palomas” que arrullaron al homenajeado en sus años mozos, y que revolotean en la plaza, se dejaban ver a la distancia.

Dos o tres minutos pasadas las ocho, Clarita Durán pronunció las palabras de bienvenida. Seguida en el acto, por el Director Regional de Cultura, René Merete quien destacó el aporte de Lockward con sus canciones, muchas de ellas desconocidas aún por el gran público.

Flor de Te, Cuando Yo te olvide, Por qué no ha de ser, Puerto Plata, Poza del Castillo entre otras, fueron interpretadas por Nino Hernández, Rafael Santana, Enrriquito Pichardo y por quien escribe, en mi condición para poder ensayar…de “aprendiz de maraquero”.

Muchas de esas canciones fueron cantadas al unísono, por el público al ser impactados por la emoción reinante.

Los rostros irradiaban paz, alegría y complacencia.

La temática de sus canciones fue el tema tratado por el profesor Andrés Ulloa y de inmediato, el Grupo Cuatro Cuartos nos regaló un rosal de las canciones de Don Juan, con los aplausos calurosos, espontáneos y prolongados de todos.

Es una noche para la historia. Los productos de Vinícola del Norte, calentaron aún más la noche, que no era La Noche de Adamo, ni La Noche de tu Partida de Marco A. Muñiz, ni tampoco la Noche tibia y callada de Veracruz, del gran Agustín Lara.

Todos pedíamos desde el alma y en silencio porque “los Nardos y las Azucenas estaban durmiendo”, Noche no te Vayas, del recordado Roberto Cantoral.

La noche de celebración en el Centenario del nacimiento de Juan Lockward estuvo, para bohemios. Como bohemia estuvo siempre la guitarra que acompañó como confidente de amor, al ilustre cantor dominicano.