Puerto Plata Covid-19 | 14/05/2021 | Infectados 7785 | Fallecidos 154 | Recuperados 6227 | Click Para Más detalles

Como Perico en la Estaca

Ultima Actualización: miércoles, 25 de febrero de 2015. Por: Ramiro Francisco

La disyuntiva está en si es o no periodista quien elabora, escribe y da a conocer la noticia.

 Lo que muchos que interactuamos en los medios de comunicación social no queremos entender ni aceptar es, que en este mundo globalizado solo basta un clic para dar a conocer la noticia casi al instante.

La disyuntiva está en si es o no periodista quien elabora, escribe y da a conocer la noticia.

De ahí que, aunque no esté estructural ni gramaticalmente bien escrita, leemos la noticia en las redes sociales, blogs y los llamados periódicos digitales.

Rápidamente, podemos ser redactores, jefes de redacción, tituladores, correctores de estilo y director a la vez en páginas web o en nuestros propios blogs. Nada de esto era posible unos 30 años atrás.

En relación a los periódicos digitales, es otra cosa. Existe una cadena de mando, y se cuidan mucho de la redacción respecto a las noticias emitidas. Los artículos de opinión les son permitidos a periodistas, otros profesionales y personas que nada tienen que ver con el oficio.

Entonces, en las redes dedicadas a ofrecer informaciones, existe una verdadera democracia. Una libertad para escribir y una  libertad para opinar, más que en los llamados periódicos impresos.

Algunos recién graduados en la carrera de Comunicación Social nos han preguntado, si valió la pena haber estudiado en la universidad.

Les he contestado que sí. Que está en ellos y en cada profesional del periodismo, poner la diferencia, hacer la distinción en el ejercicio.

Dentro de esa diferencia, cabe destacar la libertad, el buen tacto, y la credibilidad con que debe manejarse el comunicador que se respete.

No es menester mencionar nombres. Hay medios impresos y digitales, que a usted le merecen crédito y respeto. Incluidos programas de radio y televisión.

Otros muchos, han perdido o están en vías de perder ese crédito, ese respeto si no cambian proceder.

¿Alguien se los ha arrebatado? No. Ellos mismos. Venden publicidad haciéndola pasar como información, asumen una posición ambivalente e irresponsable. Cuando tienen que fijar posturas o posiciones ante un tema o situación particular, dan el silencio por clarinada.

El valor al papel de las redes sociales y de los periódicos digitales es vital en la sociedad que nos ha tocado vivir.

Incontables los temas que se mantienen en la palestra pública, gracias a la tenacidad y responsabilidad de quienes escriben allí.

Otros casos únicamente son ventilados en esos medios ya que en muchos impresos ni siquiera suelen echar una ojeada al problema.

Ante esa realidad indiscutible, lo que muchos “viejos robles del periodismo” deberíamos hacer es, mantener una educación continua y especializarnos en alguna disciplina para aplicarla en nuestro ejercicio.

Puede ser Economía, Deportes, Salud, Política, Turismo y muchas otras…las que usted prefiera.

De lo contrario permaneceremos inertes, mascullando odios, envidias y amarguras como perico en la estaca.