Puerto Plata Covid-19 | 26/10/2021 | Infectados 10127 | Fallecidos 165 | Recuperados 9657 | Click Para Más detalles

Puerto Plata necesita un futuro

Ultima Actualización: jueves, 04 de abril de 2013. Por: Juan Yamil Musa

“Puerto Plata no posee un liderazgo que lo represente”.

Si hay algo que admirar del Puertoplateño, es su capacidad, sobre todo en los últimos tiempos, de (mal) analizar las razones por las cuales nos encontramos en la actual situación económica. Decenas de razones salen a la luz, ya sean expresadas desde el punto de vista individual de un ciudadano comprometido con su provincia, o desde diferentes gremios que analizan con mayor rigor al estado actual de cosas. Opiniones, puntos de vistas, discusiones, desacuerdos y afirmaciones que buscan la verdad de esta realidad, de esta triste realidad. Y todo lo mismo. Tan unísona es la voz que ni se escucha. Tan huecos los reclamos que no calan. Inútiles los esfuerzos, y resultados vestidos de conformismo. “El Problema de Puerto Plata nace cuando…..”; “Puerto Plata se hundió por la competencia del este.” “Los empresarios no invirtieron cuando debían”. 
 
 “Puerto Plata no posee un liderazgo que lo represente.” Hemos aprendido a victimizarnos. Y esto es sumamente peligroso, porque andar de víctimas nos nubla la razón y no nos permite identificar objetivamente la realidad de las cosas. Círculo vicioso. Lo amamos. Y no, la culpa no está ahí. El problema de Puerto Plata es sencillo: Actitud. Actitud, del ciudadano común que hizo caso omiso hace años a la realidad de su provincia. Del joven, que le restó importancia a su entorno social fijando su mirada en asuntos privados. Del empresario de corta visión, jugando infantilmente al “pataleo” cuando le quitaron su dulce. Del político, de ayer, de hoy, de siempre, que solo fijó su mirada en alimentar egos y no sueños. Del microempresario, que no exigió mayor transparencia. Del “Padrefamilismo” chantajista que exigiendo derechos disfrazaba su oportunismo. Del estudiante, que no tenía tiempo para conocer problemas comunes mientras su música lo embriagaba. De usted, que solo está leyendo, y mío, que solo he escrito estas líneas. Si usted hace, me molesta. Si usted no hace, también. Si el otro tiene la iniciativa, es dañina. Si la tengo yo, es la correcta. El problema de Puerto Plata, somos todos. Se resuelve con una nueva Actitud. Punto. Ansío, en extremo, una nueva generación capaz de tener un único norte. Empresarial, Social, Política. Lo más humano es tener diferencias. Más humano aún es ponerse de acuerdo. Visión por el amor de Dios, visión. Puerto Plata no necesita héroes, Puerto Plata necesita un futuro.