Puerto Plata Covid-19 | 03/06/2020 | Infectados 376 | Fallecidos 26 | Recuperados 278

Socializando ideas contigo, amigo

Ultima Actualización: jueves, 21 de mayo de 2020. Por: Artículo Invitado

Por: Hector Jerez

Un candidato a representar a un pueblo en un PODER como el congreso, es algo más que una valla grande o pequeña, más que un spot publicitario, ambas cosas hechas regularmente, para venderte una imagen que, frecuentemente no es la realidad, antes bien es un espejismo o una fantasía. Buscan con esos artificios que te entretengas mirando la rama y no conozca el bosque.

La verdad de un candidato está más allá, se encuentra en su historia de vida, en el ejercicio de su función ciudadana, en los valores que han definido su comportamiento como persona y como profesional ante su comunidad, en la integridad de sus principios.

La verdad del candidato está en eso que sientes cuando miras su imagen y te dices a ti mismo, yo lo conozco, sé de donde viene y sobre todo sé que es capaz de hacer y qué es capaz de no hacer, esa persona.

Por eso te inspira la confianza de que no te vas a defraudar y que te sentirás bien representado.

Tú me conoces, conoces mí historia de vida, y sabes qué causas he defendido, hoy te pido un voto que al hacerlo no te cueste la dignidad.

Porque sé que hay candidatos para los que votar por ellos implica sentir al llegar a la casa, el sabor amargo del costo de tu dignidad al llevar el pan a la mesa de tus hijos.