Canela Tavarez Abogados

Destacan trayectoria en la industria turística y legado dejado a Puerto Plata del empresario Ludwig Alfred Meister

Ultima Actualización: miércoles, 09 de octubre de 2019. Por: Antonio Heredia

En 1989, Ludwig Alfred Meister ofreció el primer programa interactivo con delfines en la isla de Abaco (Las Bahamas).

PUERTO PLATA.- El fenecido emprendedor alemán Ludwig Alfred Meister amaba la República Dominicana, especialmente al destino Puerto Plata donde realizó importantes inversiones y vivió por las últimas dos décadas.

Meister quien nació el día 13 de marzo de 1934 en el pequeño pueblo de Erbendorf, perteneciente el estado de Bavaria en Alemania, deja un amplio legado de su vida y trayectoria en la industria turística.

Desde muy joven incursionó en el mundo de los negocios y a los 18 años tuvo la oportunidad de estudiar en los Estados Unidos donde posteriormente sirvió en la Armada (US NAVY), y se hizo ciudadano de esa nación norteamericana.

Luego regresó a su país natal para iniciar una exitosa carrera en las ventas al por mayor convirtiéndose en un reconocido millonario a la corta edad de 44 años, por lo cual en el 1979 se retiró hacia el Caribe, realizando inversiones en el sector turístico e inmobiliario.

En 1989, Ludwig Alfred Meister ofreció el primer programa interactivo con delfines en la isla de Abaco (Las Bahamas), con dos delfines rescatados después del cierre del acuario local.

La popularidad de estos programas con las líneas de cruceros y con clientes a nivel mundial, le llevó a mover estos delfines a un hábitat más grande y adecuado, en la isla de Salt Cay, ubicada a pocas millas de Nassau, la cual renombró Blue Lagoon Island, que se ha mantenido como una de las principales atracciones de Bahamas por las últimas tres décadas.

Fue en el año 2000 que llega a República Dominicana y en el 2004 inaugura en el área de Cofresí, el parque marino Ocean World Adventure Park & Marina, que incluye una moderna marina y centros de entretenimiento nocturno.

Cabe destacar que la magnitud de su inversión, sus relaciones internacionales y los altos estándares de servicios ofrecidos en sus instalaciones fueron de gran apoyo para el desarrollo de la industria turística en la provincia de Puerto Plata.

Por tal motivo fue merecedor de varios reconocimientos y su legado permanece en los jóvenes que han sido formados por su empresa y los cientos de familias de sus colaboradores, quienes han manifestado un profundo pesar ante la partida física del visionario.

Al producirse su sentido fallecimiento en la tarde del martes 8 de octubre, sus hijos Stefan Meister y Robert Meister, además de Diego J. Tripaldi y toda la familia de Ocean World, han recibido las condolencias de rigor ante irreparable pérdida.