Canela Tavarez Abogados

¡Hacen falta faldas!

Ultima Actualización: miércoles, 02 de octubre de 2019. Por: Yury Parra

Estábamos frente una mujer que logró hacer la diferencia y dar credibilidad desde su función como Ministra de la Juventud.

Nunca olvidaré esa tarde apacible de septiembre del año 2019, cuando la titular del Ministerio de la Juventud; Robiamny Balcácer, se sentó a escuchar nuestros puntos de vista.

Los 14 ganadores del Premio Nacional de la Juventud dejamos de ser un mero número, para tener rostro, luego voz y la voz finalmente como espíritu de bien fue a poseer el cuerpo de la lucha por la justicia social.

En este encuentro se fueron adhiriendo a nuestra piel cada historia compartida, nos reímos y lloramos juntos. ¡Fue tan emocionante!

Ahí estábamos nosotros, los de las fotos para el periódico, los que tal vez, antes significábamos un mero recurso estético y motivador, representando a cada joven dominicano que se levanta cada día, con la fe puesta en un mejor mañana.

Estábamos frente una mujer que logró hacer la diferencia y dar credibilidad desde su función como Ministra de la Juventud.

Antes, también tuve la oportunidad de verla en acción en el año 2018, en mi querida provincia de Puerto Plata, desarrollando el programa “Hablemos de todo RD” donde participaron mis estudiantes del Liceo Secundario Profesor Javier Martínez Arias.

Fue un programa magnifico, sobre orientación de género, enfermedades de transmisión sexual, prevención de embarazo quedando todos maravillados con la forma abierta y sin tabúes con la que la educadora Elaine Féliz abordó dichos temas.

Balcácer fue nombrada en 2016 en el Ministerio de la Juventud, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir este ministerio y ha tenido una gestión impecable, siendo en su gestión donde se han otorgado la mayor cantidad de becas a jóvenes talentosos.

También hay que destacar, que en su gestión se ha manejado la plataforma digital del Ministerio con total transparencia donde cualquier ciudadano puede consultar los proyectos y programas en ejecución, el presupuesto mensual de gastos y aplicaciones financieras, hasta su declaración jurada de bienes.

Esta mujer extraordinaria que entre otros valores, se identifica con la maravillosa luz de la responsabilidad, es madre soltera de mellizos, trabajadora incansable, alcanzó la presidencia del Organismo Internacional de la Juventud para Iberoamérica (OIJ), siendo la segunda mujer en ocupar esta posición.

Quizás, los vecinos de doña Cristina y Héctor Luis en el municipio de Guáranas en la provincia Duarte, nunca se imaginaron que esa niña extrovertida, amante de la lectura, se convertiría en una de esas mujeres que estarían cambiando para bien el futuro de nuestro país.