Palic Salud
Brugal is Happening

Puerto Plata dijo basta de corrupción e impunidad

Ultima Actualización: miércoles, 15 de marzo de 2017. Por: Yury Parra

La lluvia ni el sol inclemente pudieron detener la marcha de la segunda provincia que se une al movimiento social de protesta pacífica en contra de la impunidad.

La lluvia ni el sol inclemente pudieron detener la marcha de la segunda provincia que se une al movimiento social de protesta pacífica en contra de la impunidad y la corrupción, luego de que Santo Domingo movilizara de forma masiva el pasado 22 de enero del 2017.

El comité organizador de la “Marcha Verde” compuesta por varios movimientos nacionales del pueblo dominicano, pautaron el encuentro en La Javilla exactamente a las 10:00 de la mañana donde sus organizadores se dieron cita desde muy temprano y empezaron a llegar personas de diferente municipios y provincias en apoyo a Puerto Plata.

Se apunta que dicho acto inicio con la reverencia de la multitud a las notas del Himno nacional, para salir a recorrer la ruta recorrida que fue desde La Javilla hasta el Parque Libertad donde se efectuaron discursos emotivos patrióticos, de igualdad social y se manifestaron los anhelos de poner fin a la corrupción a través de la firma del libro verde y de marchas pacíficas como forma de protesta social.

También se exhibieron actividades artísticas, culturales e informativas donde se anunció que la provincia de Santiago se sumará a la “Marcha verde” el próximo domingo 26 de marzo.

A dicho movimiento social asistieron miles de personas, destacándose un grupo de los ex combatientes constitucionalistas de la guerra de abril del 1965, que a pesar de su edad se integraron a dicha caminata, así como también personalidades destacadas de Puerto Plata entre los que estuvieron catedráticos, médicos, artistas y personalidades políticas como Minou Tavárez Mirabal, entre otros.

En su recorrido, la muchedumbre emitía frases como: “El pueblo dice ya, basta de impunidad” y transportaban letreros con la siguientes frases: “Por la corrupción y la impunidad no tenemos carretera Luperón”, “Yásica en la lucha”, “Puerto Plata exige juicio y cárcel a los sobornados”, “Hospital es un desastre por la corrupción”, “Fin de la impunidad; Puerto Plata marcha” entre otros.

A partir de dicho enfoque de expresión social, la marchase se instituyó en una forma de reclamación de que sean mejorados los servicios públicos de salud, del mismo modo la infraestructuras de carreteras de los pueblos aledaños perteneciente a la Provincia de Puerto Plata.

Dicha actividad se realizó de una forma pacífica y sin ningún altercado, ya que vale la pena decir que contó con una organización excepcional, siendo una de las pocas actividades grupales que no deja las calles convertidas en un vertedero, en vista de durante el recorrido, parte de los organizadores llevaban fundas negras asegurándose de la limpieza de las calles y del orden y las imágenes panorámicas permitieron ver en su totalidad la majestuosidad de evento.

Como punto y aparte, debemos decir que no faltaron los imprevistos como fue la tardanza de una guagua de Santo Domingos por maquinaciones de terceros, ni los partidarios políticos contrarios al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), quienes vociferan frases de vez en cuando en contra del actual gobierno que encabeza dicho partido.

Algunas personas aún no entiende que la “Marcha Verde” no es contra del PLD, mucho menos en contra del presidente Danilo Medina, es una marcha en contra de la impunidad, la corrupción y la malversación de los fondos públicos, donde lo que menos importa son los partidos políticos.

Si bien es cierto que el representante del Poder Ejecutivo deberá seguir dando seguimiento a las investigaciones de la empresa brasileña Odebrecht, deberá asimismo esclarecer si durante su gobierno dicha compañía contratista efectuó inversiones en campañas políticas, o si están vinculados gobiernos que le anteceden.

La vinculación de dicha empresa con altos funcionarios del gobierno no solo está siendo investigada en el país, sino también en países como Ecuador, Colombia, Panamá, México, Argentina, Perú, Venezuela y otros.

Al final solo me queda expresar: “Me quedé con una ansias inmensas de que el pueblo puertoplateño abarrotara las calles de una forma sin precedente en la historia, de que entendiera que la “Marcha Verde” es una lucha para reivindicar al pueblo”.