Canela Tavarez Abogados

La Sangre Nueva en cuerpo de viejo.

Ultima Actualización: viernes, 02 de agosto de 2019. Por: Luis Henriquez Canela

Uno no se explica por qué tanta dilación, o por mejor decir, uno si se lo explica, pero no lo entiende, o lo entiende y se queda callado.

En ocasiones resulta cuesta arriba escribir sobre política, especialmente cuando uno se dedica a dar servicio a clientes que simpatizan por un partido u otro. Hay que estar conscientes de que este es un momento difícil para escribir sobre ello debido a la turbulencia existente.

 

No es fácil, después que se tienen tantos años tratando de servir bien, encontrarse con que se nos va un cliente por una opinión que uno exprese.

 

Estamos muy distantes en reconocer que es difícil separar nuestras tendencias políticas de nuestras actividades diarias no políticas. Se confunden. Si no eres de los míos, entonces eres enemigo. Ese fanatismo visceral envuelve todo el quehacer nuestro y nos aleja de la realidad. Hace ver enemigos en todas partes, es así como la vida del político partidista se convierte en un mini infierno.

 

En cuanto a la candidatura de Gonzalo Castillo, eso que he escrito en los párrafos precedentes sirve de introducción para indicar que Puerto Plata, si ese señor es elegido para lo que sea, debe darle un voto de castigo debido a, principalmente, la manera despreocupada conque ha manejado el tema de la carretera de Puerto Plata a Navarrete.

 

Uno no se explica por qué tanta dilación, o por mejor decir, uno si se lo explica, pero no lo entiende, o lo entiende y se queda callado.  ¿Cómo puede ser posible que esa carretera con más de cinco años de iniciada esté en los niveles que está? Hay tramos todavía intransitables, hay agujeros por todas partes.  El turismo interno ha disminuido de manera desproporcionada. Los muertos se cuentan por decenas. Hemos estado prácticamente incomunicados.

 

Siempre vi como una afrenta, como una especie de ultraje, el hecho de que terminaran los 4 carriles justamente frente a la bahía de Maimón, específicamente en la parte que se ve cuando arriban los cruceros. Sólo esa parte. Es como queriéndole decir a los cruceristas que este es un pueblo con todas sus vías de comunicación igual a esa, cuando bien se sabe que no es cierto.

 

El trato que Gonzalo Castillo le ha dado a esta comunidad es, a todas luces, vejatorio.  Dice el Viceministro de Turismo de aquí, que él ha enviado mucho asfalto para Puerto Plata y que por eso hay que apoyarlo. Estoy consciente de ello, si hasta el frente de mi casa lo asfaltaron. Pero, ¿es con el dinero de Gonzalo que se está asfaltando? Yo pensaba que era el dinero de los impuestos y los préstamos. Nunca pensé que ese señor fuera tan altruista que destinaría una cantidad tan exorbitante de dinero para asfaltar las calles de una comunidad. Nunca lo imaginé.

 

Si Puerto Plata se respetara, debería decirle que no a esa candidatura en potencia, por chantajista, incumplidor, informal, mentiroso, farsante y embustero.