Puerto Plata Covid-19 | 01/08/2021 | Infectados 8387 | Fallecidos 157 | Recuperados 7905 | Click Para Más detalles

“El chiste no tuvo gracia”

Ultima Actualización: lunes, 30 de marzo de 2020. Por: Artículo Invitado

Por: Guillermito Ventura.

A mediados de julio 2019, decir que el famoso ferretero de la Avenida Colón podría ser Alcalde de La Novia del Atlántico, para muchos parecía ser un chiste, muchos reían a carcajadas cuando le contaban tal chiste de mal gusto, en forma de burla se referían a eso como algo quimérico, ganarle a Walter Musa era una odisea digna del poema épico de Homero y el regreso de Ulises a la isla de ĺtaca, era imposible derrumbar ese imperio que durante 14 años estuvo en aquel Ayuntamiento que en el 1494 fue presidido por Diego Colón siendo el primer cabildo de América.

Durante 14 años, Walter Musa administró el escenario electoral de una manera cómoda, derrotando a sus adversarios con alto porcentaje, enfrentarlo era prácticamente una locura, era enfrentar al más valorado, el que estaba en el partido del poder, era tirarle piedra a la luna.

Sus seguidores se vanagloriaban de su candidato y de manera despectiva se dirigían hacia quien tuviera la osadía de decir en voz alta "Ro-que-li-to". Te señalaban y te encajaban en un círculo donde tú eras un contrario, un radical, susurraban diciendo todos los epítetos que oídos puedan soportar, haciendo énfasis en lo ya antes mencionado en este escrito.

Los candidatos que Walter enfrentó en el pasado, tenían algo diferente a este, y era que Roquelito sí era un contrincante a competir, mientras que Roquelito se imponía a mediados septiembre en el PRM antes los rumores de otros extras partidos que deseaban la candidatura, el famoso ferretero se impuso en el PRM opacando los deseos de otros que querían esa candidatura por el partido moderno, deseaban ser candidatos sin trabajar y sin arriesgarse como ya el famoso ferretero lo venía haciendo.

Esas personas más luego, jugaron al fracaso de Roquelito indirectamente desde las gradas y silenciosos, sin definirse, sin apoyar a nadie pero mirando su favorito con buenos ojos sin decir nada.

El famoso ferretero no hablaba debido a su voz tosca y su dificulta para expresar sus ideas, pero la población no veía sus defectos, los cuales sus adversarios los resaltaban tanto y con tanto énfasis, incluso hasta se organizó una jornada de llamas telefónicas a la población para enfatizar esas debilidades, pero eso era un arma de doble filo, eso le despertaba la curiosidad, la curiosidad te hace investigar y cuando se investiga se descubre y cuando se descubre... la verdad sale a luz.

La verdad era que el hombre era una máquina de trabajo, que mientras su contrincante con todo el poder y con la campaña de descredito más grande que se la haya hecho a algún candidato en la historia del cabildo puertoplateño, Roquelito se imponía con trabajo y empeño, con fe y sin miedo, sin ofender, sin señalar, sin descansar y mejor todavía, sin hablar.

De Roquelito aprendí que el trabajo y la fe, hablan más que cualquier cosa y que si luchas por lo que quieres con empeño, puedes lograr tus metas, sin importar que digan los demás sin importar los señalamientos de una sociedad que cada día más te encaja en donde ellos quieren verte mal, que si no eres de apellido no encajas y que si tienes un pasado, no eres digno, pero Roquelito demostró que no es como se empieza si no como se termina, que si se puede y que todavía hay esperanza de seguir cambiando,

También me di cuenta que ese “Chiste” que para muchos reían a carcajadas… al final “no tuvo gracia"