Canela Tavarez Abogados
Puerto Plata Covid-19 | 08/04/2020 | Infectados 52 | Fallecidos 1 | Recuperados 2

MANATÍ: “ESPECIE AMENAZADA HABITA EN PUERTO PLATA”

Ultima Actualización: miércoles, 11 de abril de 2012. Por: Roberto Luis Gómez Santana

En la actualidad los niveles de contaminación de sus aguas, la disminución de las aguas dulces vertidas por los ríos, la reducción de algas y pastos marinos que utilizan exclusivamente para su alimentación, y otras causas antropológicas son los principales retos que enfrenta la especie.

El manatí (Trichechus Manatus), es una especie de mamífero marino poco evolucionada, se encuentra actualmente dentro de la lista de las especies amenazadas del mundo de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Estuvo a punto de extinguirse producto de la caza que fue objeto hace unas décadas y de la contaminación que han sufridos sus  aguas.

Mamífero peculiar que nos une al pasado. El manatí  fue una especie hasta hace un siglo muy abundante a lo largo de las Antillas y otros países tropicales y subtropicales de América, especialmente los que presentan condiciones ambientales cálidas.

Conocido también como “Vaca Marina”, que guarda una relación muy estrecha con nuestros ancestros “tainos”, los cuales se alimentaban racionalmente de ellos y con sus huesos tallaban artesanía.

Esta especie marina de la familia sirenae, es muy peculiar, no solo por su corpulencia poco evolucionada, sino por sus hábitos vegetariano y dócil frente a la presencia del hombre.

Puede sobrepasar de tres mil libras, conviven generalmente en grupos, su proceso reproductivo es muy lento y crían exitosamente cuando tienen una edad entre 5 a 8  años, concibiendo por lo regular una cría, la cual permanece junto a su madre casi dos años.

En República Dominicana existen tres refugios de importancia de la especie, ubicados en los bancos de la Plata y Navidad y en el Santuario de Mamífero Marino Estero Hondo, que se encuentra en el distrito municipal del mismo nombre, en la provincia de Puerto Plata.

Dada la importancia, el manatí es protegido por varios acuerdos y tratados internacionales donde República Dominicana es firmante y las áreas donde existen sus poblaciones son celosamente resguardadas mediante la ley sectorial de áreas protegidas y biodiversidad (202-04), con el objetivo de garantizar la preservación de esta singular especie.

Principales amenazas de los Manatíes (Vacas o Elefantes Marinos). El peculiar habito reproductivo, sumado con la caza indiscriminada que fue objeto la especie, puso en juego hasta hace algunas décadas la permanencia de esta peculiar especie.

En la actualidad los niveles de contaminación de sus aguas, la disminución de las aguas dulces vertidas por los ríos, la reducción de algas y pastos marinos que utilizan exclusivamente para su alimentación, y otras causas antropológicas son los principales retos que enfrenta la especie.

 MANATÍES ESTERO HONDO

Sin duda las poblaciones de manatíes existentes en Estero Hondo son de las más numerosas y mejor conservadas en la actualidad, las mismas habitan en la bahía del mismo nombre y se estima su población  en alrededor de 40 ejemplares. Diariamente se pasean por la bahía y salen al mar profundo en búsqueda de alimentos. Por lo que se puede observas incluso en el área del Parque Histórico La Isabela, en la cercanía del Rio Bajabonico. Estos ejemplares son descendiente de los descritos por los historiadores europeos cuando se “se dio a conocer el nuevo mundo en el 1492”.

El autor de esta crónica, quien desde hace más de un año administra el Refugio de Mamíferos Marinos en el distrito de Estero Hondo puede afirmar que “las poblaciones de manatíes cada día van en aumento, producto del esfuerzo del estado dominicano a través del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales”.

Agregamos que “esta área protegida es el único lugar de Republica Dominicana, de los pocos de la veintena de países de América donde habita la especie de manera natural, incluso se pueden observar tan fácilmente porque su población es considerable, para una especie amenazada”.

Finalizamos puntualizando que “proteger esta área es garantía para la conservación de este mamífero y no perder una de las especies marinas nativas más inofensivas de las que habitan en nuestras islas y que guarda una relación directa con nuestra historia”.

Estos manatíes son muy peculiares, ya que se encuentran en un área natural donde se puede disfrutar de la belleza, rodeado por grandes extensiones de manglares.

VILLA ISABELA: “CIUDAD DE MANATÍES”

Como una manera de explotar el atractivo de los manatíes, los ciudadanos de Villa Isabela se han agrupado en la Unidad Municipal para el Patrimonio Comunitario (UMPC-Villa Isabela), un proyecto novedoso apoyado por la Cooperación del Japón (JICA) a través de TURISOPP, Ministerio de Turismo y el INFOTEP.

Esta iniciativa busca resaltar los valores culturales y turísticos de esta demarcación, para promover un turismo sostenible, su marca municipio es  “Ciudad de Manatí”.

La mayoría de actividades que realiza esta entidad, tiene la peculiaridad de estar vinculada con el manatí. Sus miembros representan las instituciones base del lugar y pretenden hacer todo lo posible porque este simpático animal se conserve en estado natural y aumente significativamente sus poblaciones.

En Asia y Europa conocen del Manatí Antillano. A finales del año 2011, visitamos a Okinawa, Japón, donde realizamos un curso patrocinado por la JICA, incluso tuvimos la oportunidad de visitar el Acuario Churaumi Okinawa, segundo más grande del mundo y dentro de sus atractivos encontré nada más y nada menos que dos ejemplares de manatíes, los cuales llevan varios años viviendo en cautiverio, fueron donados por el gobierno mexicano.

Este estanque, junto con el que alberga el Tiburón Ballena y los Delfines es de los rincones más disfrutados del acuario, donde se venden souvenirs alegóricos a estas especies.

Este mamífero marino también se encuentra de exhibición en España en el Parque Temático de la Naturaleza Faunia de Madrid, donde existe una pareja nacidas en cautiverio, en el año 2009 reprodujeron una cría, la cual es un atractivo del lugar y se convierte en el primero de la especie nacido en España en cautiverio, su nombre es Yuma.