Puerto Plata Covid-19 | 24/02/2021 | Infectados 7450 | Fallecidos 146 | Recuperados 5757 | Click Para Más detalles

El Mensaje tiene que ser Claro y Coherente desde Arriba

Ultima Actualización: martes, 05 de enero de 2021. Por: Roque de León B

Por: Roque J. De León B.

Como un humilde mortal reconozco que en nuestro diario accionar cometemos errores, pero cuando tomamos decisiones que afectan a terceros tenemos que hacerlo en base a informaciones confiables además de ser claros, metódicos, cautelosos y coheretes. Cuando nos equivocamos podemos causar daños innecesarios e irreparables.

 

Desde el inicio de la pandemia del COVID-19 los responsables de la Administración del Estado en nuestro país han estado mandando señales y mensajes que no guardan relación con la práctica; basta recordar el famoso "Quédate en Casa" pero no se aplicaban las pruebas para detectar los contagios  porque no teníamos en existencia.

 

A eso sumamos: los escándalos de supuesta corrupción en las compras de los insumos para el combate del virus, el irrespeto del toque de queda, el distanciamiento y al "Quédate en Casa" con la salida del presidente del país en ese momento y los demás candidatos de otros partidos políticos a hacer campaña electoral a favor de sus candidatos, el fenómeno del "Peregrino" en  Puerto Plata y la aglomeración criminal y sin control en nuestro malecón.

 

Más recientemente el encendido de arbolitos, adecuación del ambiente Navideño y la promoción para que las familias asistieran a "disfrutar" como sucedió en la Plaza Independencia de Puerto Plata, incremento del tiempo de la movilidad en fechas festivas al igual que el incremento del horario de servicio en algunas áreas del comercio y la apertura del turismo.

 

Algunas de esas desacertadas decisiones fueron suspendidas, pero dejando como resultado el incremento del contagio (más de 2,000 en un día), el "endurecimiento" de las medidas como son: el confinamiento, cierre de plazas públicas, "restricción del uso de malecón, ríos, playas, entre otras"; en esa misma proporción, crece la desobediencia de parte de la ciudadanía por la falta de consecuencias.

 

Estas medidas muchas de ellas precipitadas y fuera de planificación, provocaron icertidumbre y caos en algunos sectores del comercio al igual que en el tránsito.

 

Si queremos frenar el COVID-19 y despegar la economía, tenemos que inducir a nuestra gente a disciplinarse y prepararse para aprender a sobrevivir y convivir  con la pandemia.

 

Mientras logramos esa metamorfosis en la sociedad, nuestras autoridades deben actuar con cautela y sapiencia para que el  que mandan sea cónsono con la práctica; no se corresponde un confinamiento desde las doce del mediodía, a la vez que disfrutamos de un fin de semana largo.

 

Eso demuestra que aún quedan algunas tareas pendientes por resolver referente al combate de la pandemia entre las que podemos citar: determinar si lo que aporta el turismo a la Economía Dominicana en este momento se corresponde con el nivel de contagio que puede generar, de dónde sale tanto dinero para la gente hacer turismo y tomar tanta bebida alcohólica en medio de la Crisis Sanitaria, por qué un alto porcentaje de la población se resiste a colaborar, si persisten esas resistencias cuál es el plan para contrarestarlas, cuando logremos disponer de la vacuna cuál es la prioridad, entre otras de no menor importancia.

 

Yo felicito el comportamiento coherente de los comunicadores y periodistas que tienen como misión proyectar las partes positivas de los Gobiernos y sus instituciones; aunque deben tomar en cuenta que en ocasiones pienso que todo está correcto en casa y mí entorno hasta que decido escuchar el sentir de mis vecinos.

 

Un artículo es un canal de opinión donde el autor plasma su sentir (su verdad) referente a un hecho o situación, y en este dejo expresado e impreso mí deseo de que al momento de las autoridades tomar decisiones en la búsqueda de frenar la pandemia del COVID-19, se aseguren si la teoría se corresponde con la práctica para no seguir cosechando resultados adversos a los deseados.

 

De igual manera decir a la sociedad que una fiesta privada tiene el mismo efecto que una pública, el contagio no se queda en el círculo que festeja sino que se transmite a los más vulnerables de su entorno. Con la desobediencia y rebeldía sólo logramos prolongar la Crisis Sanitaria que nos aniquila y conducirnos a pasos gigantados hacia una que es peor, la multidimensional.

 

ROQUE J. DE LEÓN B.

DIPLOMADO EN TECNICAS DE COMUNICACIÓN SOCIAL INTEGRAL

MIEMBRO DEL: SNTP Y SINLOPP