Canela Tavarez Abogados

Más Allá de las Alianzas

Ultima Actualización: martes, 26 de noviembre de 2019. Por: Ramiro Francisco

Casi finaliza noviembre y ya tenemos en el ambiente político partidista dominicano, la firma de varias alianzas.

Casi finaliza noviembre y ya tenemos en el ambiente político partidista dominicano, la firma de varias alianzas, coaliciones o pactos entre diferentes fuerzas o partidos políticos opositores con miras a las elecciones generales del 2020.

Lo mismo hace el partido oficial con otras fuerzas políticas, que buscan mantenerse en el poder luego de las próximas elecciones.

Es decir, unos para llegar y quitar. Otros para quedarse.

Si bien es cierto, que son muchos los ciudadanos que a veces no entienden las razones valederas o no de esas alianzas, y de manera despectiva le ponen nombres de “macos y cacatas” entre otros muchos, tal vez por lo inusual de esas alianzas entre partidos, con lineamientos e ideologías muy diferentes.

Se nos ha explicado a la sociedad, que esas coaliciones son coyunturales, con una sola meta de sacar al PLD del poder, en la que cada partido continúa con su postura de siempre en relación a la corrupción e impunidad.

Es como si hicieran eco de la frase aquella “juntos, pero no reburujaos”.

Se reconozca o no, se sabe del poder que tienen las alianzas. De no ser así, no tuviéramos tantos partidos muchos sin reconocimiento de la JCE, que solo sirven de apoyo y alfombra en las elecciones.

Otros partidos que en el pasado tenían enorme poder en las masas, y en la actualidad son “hojas secas movidas por el viento” y por las boronas económicas del Estado que les dejan caer aquellos a quienes sirven.

Desde el poder se decía y muchos repetían con ardor, que en este país no había oposición. Esa matriz comunicacional insertada en los diferentes medios de comunicación (bocinas le dicen), repetía sin cesar ese “verdad”.

Si no hay oposición, tal vez están en un juego de entretenimiento las diferentes alianzas, pactos o coaliciones que se han dado a conocer hasta ahora en los niveles municipal, congresional y presidencial.

Eso es cosa de niños. No le hagan caso a eso.

El altísimo nivel de inseguridad ciudadana, la creciente debilidad y desgaste de nuestras instituciones, la incertidumbre y elevado porcentaje de incredulidad en las mismas, las dudas que genera en la sociedad informaciones sobre el manejo de nuestra economía, los préstamos y las deudas, da lugar a que se piense en el llamado voto de castigo, voto bronco o de rechazo.

Pero… ¿Hasta dónde llegan las alianzas? ¿Solo para sacar al PLD del poder…y ya? ¿Qué continuarán haciendo unidos por el bien de la sociedad dominicana?

La sociedad necesita saberlo…si no es mucho pedir, más allá de las alianzas.

Continuará…