Palic Salud

¿Estar en fila? No!

Ultima Actualización: jueves, 22 de febrero de 2018. Por: Ramiro Francisco

Vamos a otros países y aprendemos en horas a respetar semáforos, filas o colas.

A pocos nos gusta hacer filas, colas o como se le llame. Menos a nosotros, dominicanos, Caribeños, multiracistas, descendientes lejanos de piratas, bucaneros, filibusteros, haitianos, franceses, holandeses, ingleses, libertos africanos entre otros. Tenemos que aprender a quedarnos quietos en las filas o colas.

Vamos a otros países y aprendemos en horas a respetar semáforos, filas o colas.

Es muestra de educación hacerlo. Respetar el derecho y tiempo del que llegó primero que nosotros.

En las filas o colas, hacemos también gala de nuestra “sapiencia”, “sabiduría”, “sabichocería”, “Don de iniciativa”, atrevimiento, “intrepidez”, ”valentía”, imprudencia, “destreza” y cuantas cosas, con tal de quitarle el turno al decente o “pendejo”.

Al realizar cualquier pago a empresas de servicio (cable, electricidad, teléfono, agua) y encontrar larga fila, los “sabios” siempre se inventan estar a punto de perder el trabajo si no llegan a tiempo, que tienen un dolor y deben ir al médico, que no pueden permanecer tiempo parados…cien mil inventos!

Si es en carretera ante un problema que se ignora o por un semáforo en rojo, el “sabio zorro” que no le gusta hacer fila aprovechará cualquier hueco, para tratar de avanzar hasta el primer lugar sin importarle para nada que provoque un tapón mayor.

¡Ay, cuando un vehículo del 911 le corresponde brindar servicio y se encuentra con una situación así!

¿Hasta cuándo será esa desgraciada manera de actuar?

Quizás cuando tengamos que hacer fila para esperar la Muerte.

Entonces, solo entonces los “sabios zorrunos” en vez de emplear sus “artes” para avanzar, lo harán para retroceder hasta el final de la fila cada vez que esta avance. ¡Pocos desearán ocupar los primeros lugares!

Quisimos referirnos a este tema, luego de pasar más de media hora en un “tapón” desde el Puente Seco hasta la José Eugenio Kundhart, a eso de las 8:10 de la mañana de un día cualquiera de docencia.

Un agente de DIGESETT o Policía Municipal puede ayudar.

 

Esa situación, no es repetitiva. ¡Tal vez!