Palic Salud
Brugal is Happening

CONDENAN DIEZ AÑOS PRISIÓN PROFESOR CULPAN ASEDIO SEXUAL

Ultima Actualización: jueves, 08 de diciembre de 2011. Por: Antonio Heredia

El malletazo final fue tajante: “queda condenado en su condición de profesor a diez años de prisión por haber sido encontrado culpable de asediar sexualmente a sus alumnas”.

De inmediato, Secundino Ulloa Rodríguez, profesor de larga data en el municipio de Guananico, “tragó seco al escuchar de los magistrados del Tribunal Colegiado del departamento judicial de Puerto Plata, tan brusca sentencia que lo priva de su libertad por un período de diez años”.

 

Ulloa Rodríguez fue acusado de acoso sexual e intento de estupro contra varias de sus alumnas, sin embargo, éste negó ante los magistrados que estos hechos sean de su responsabilidad.

 

Ulloa Rodríguez laboró por más de quince años como profesor en la escuela primaria pública de la comunidad de Olla Grande del municipio de Guananico.

 

La sentencia que condenó a dicho profesor fue pronunciada por los magistrados Aloides Matías Cueto, Irina Ventura Castillo y Rosa Francia Liriano (Lucha).

 

Estos acogieron el pedimento del representante del Ministerio Público que sustentó la acusación contra Ulloa Rodríguez, el cual solicitó que este fuese condenado a diez años de prisión, incluso  ordenaron nuevamente su traslado al Centro Penitenciario de Puerto Plata donde lleva meses detenido luego que fuera acusado por los padres de las victimas de acosarlas sexualmente.

 

Carmen Marte, madre de una de las alumnas, quien fue escuchada en dicha audiencia, relato que Ulloa Rodríguez, tocaba de manera constante en el área de los genitales a su vástago, lamerle las orejas, acción que consideró de pederasta en potencia.

 

Grupos de representantes de la comunidad de Guananico llegaron en varios vehículos hasta la sala de audiencia en el Palacio de Justicia de Puerto Plata para defender la honorabilidad de dicho profesor, pero estos esfuerzos resultaron fallidos, porque éste fue condenado a diez años de prisión.