Puerto Plata Covid-19 | 03/06/2020 | Infectados 376 | Fallecidos 26 | Recuperados 278

! La sociedad busca respuestas: ¡tiene que retornar a la raíz!

Ultima Actualización: lunes, 18 de mayo de 2020. Por: Artículo Invitado

Por: Roque De León

Desde que fuimos ASALTADOS por los Españoles en el año 1492 bajo el alegato de "descubrimiento" de nuevo territorio para su quebrada Corona, pero que quede claro que no se descubre lo ya existente; esa ha sido una excelente excusa para los que hacen de la justificación de lo injustificable su modo y estilo de vida.

 

 Desde ese instante la sociedad ha debido soportar y financiar equipos multidisciplinarios que tienen como única misión, defender las incorrectas acciones de  los diferentes grupos de poder que desbordados de ambiciones y malas intenciones han logrado con muchos desaciertos administrar los recursos públicos en esta parte de la Isla La Hispaniola, hoy República Dominicana.

 

Siempre que se inicia un debate sobre el origen de nuestra pobreza y predilección por la corrupción, se trata de confundir a los incautos aseverando que somos pobres endémicos porque en lugar de ser colonizados por Inglaterra que era rica, corrimos con la mala suerte de que lo hiciera España, que en ese momento estaba en quiebra.  

 

No pretendo ahondar sobre la historia, pero no podemos ignorar las luchas de poder e intereses entre los grupos representandos por: Buenaventura Báez y Pedro Santana; Meriño; Heureaux; Manuel de Jesús Troncoso...

 

Cómo pasar por alto la inhumana y destructora dictadura de 30 (trenta) años de Rafael Leónidas Trujillo, constructora y transformadora en lo material; pero descarada promotora de la corrupción, el abuso de poder con epicentro en su entorno y sobretodo, destructora de la familia.

 

Este tipo de dictador utiliza a la clase alta y baja como sus colaboradores a través del terror a la vez que a los intelectuales, que se hacen serviles para buscar congraciarse y luego alzarse con o parte del poder.

 

La nueva generación de presidentes se inicia en 1960-1962 con el Dr. Joaquín Antonio Balaguer Ricardo, quien luego de los gobiernos efímeros del 1962 al 1966  asume el poder nueva vez, al igual que Rafael Leónidas Trujillo fue un gran desarrollador de infraestructuras pero permitió: que una minoría dispusiera de los bienes de las instituciones y empresas públicas en beneficio de particulares y el suyo propio; la formación de grupos para-militares que eliminaban fícasimente sus adversarios políticos; poder y tráfico de influencia a grupos Civiles y Militares; no funcionaba el poder Judicial y Ministerio Público;  la promoción del Fraude Electoral y Político.  Gobernó durante los períodos del 1960-1962, 1966-1978 y 1986-1996. 

 

A pesar de su innegable obra social, sus períodos de gobierno fueron manchados por la sangre de estudiantes, profesionales de las difentes áreas, periodistas, políticos y sobretodo, humildes e indefensos ciudadanos.

 

Para los períodos 1978-1986 el pueblo puso sus esperanzas de Transformación Social en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), el que permitió el regreso al país de los exiliados políticos y permitió las libertades públicas.  

 

Las esperanzas del pueblo se desvanecieron cuando el PRD se dividió en el poder y no fue capaz de mantener la estabilidad de la tasa cambiarias; quebraron varias instituciones financieras; la inflamación no tenía precedente y una corrupción avergonzante que le costó salir del poder, a la vez que retornaba el Dr. Joaquín Antonio Balaguer Ricardo.

 

En el año 1996 aliado al Partido Reformista Social Cristiano, después de 23 años de fundado asumió el poder el Partido de la Liberación Dominicana y el Dr. Leonel Fernández Reyna, que por la mismas condicionantes de la alianza, desde sus inicios no cumplió con lo planteado en el pensamiento del Profesor Juan Bosch y las espectativas que se había creado en la población. 

 

Fue un gobierno matizado por la venta de las empresas del Estado, marcado y manchado por los escándalos de corrupción.  Dando paso nueva vez en el año 2000 al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y a Hipólito Mejía donde no fue posible mantener la tasa cambiaria y la corrupción no se detuvo, dividiéndose en el poder.

 

En el año 2004 ya con fuerte división interna regresa al poder el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y Leonel Fernández Reyna, el cuál con serias presiones y las más fuertes acusaciones de actos de corrupción termina en 2012.  A la fecha algunos de sus más cercanos colaboradores fueron sometidos a la justicia.  

 

El Dr. Fernández fue sustituido en el poder por el Lic. Danilo Medina, hasta ese momento compañeros de partido.

 

 El presidente Medina se reeligió en el año 2016 compitiendo con el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y el Lic. Luís Abinader, quienes denunciaron fraude en esa contienda electoral, la cual fue ganada por el Lic. Medina.

 

En la actualidad el Partido de la Liberación Dominicana, dividido por la salida del Dr. Leonel Fernández Reyna y una serie de dirigentes, se avoca a unas elecciones presidenciales bajo un sinnúmero de escándalos y acusaciones de corrupción además de la presión social que genera el manejo de la pandemia del COVID-19.

 

El Pueblo Dominicano a partir del anuncio tardío hecho por el presidente, de la apertura escalonada de la economía tiene la responsabilidad de ser guardián celoso para que se le tenga en cuenta al momento de tomar decisiones, que nos afecten como nación.

 

Si vemos la cronología desde que nos asaltaron los españoles, se repiten los mismos hechos, seguimos creyendo las mismas historias y los mismos cuentos. Nos engañan las mismas personas de una generación a otra.

 

Es tiempo de concienciarnos para entender que debemos hacernos responsables del destino presente y futuro de nuestro país.  

 

Que los españoles nos engañaban con espejos, los dictadores se imponían por la fuerza y que los políticos de hoy se nos imponen con el dinero que proviene de cualquier fuente, con el dinero de la corrupción y la explotación de la miseria que ellos mimos crean.

 

La mejor forma de desmentir que nuestra pobreza se debe a que fuimos colonizados por los españoles y que somos ladrones por la descendencia de quienes vinieron en la primera expedición, es volver a nuestras raíces.

 

Cuáles valores positivos recuerdo de mis padres; cuántas buenas acciones tenía mi entorno; cuáles aportes me apasionan al recordar mis profesores preferidos y replicarlos mejorados.  Encontremos ahí las respuestas.

 

ROQUE J. DE LEÓN B.

DIPLOMADO EN COMUNICACIÓN SOCIAL INTEGRAL

MIEMBRO DE: SNTP Y SINLOPP