Puerto Plata Covid-19 | 02/06/2020 | Infectados 373 | Fallecidos 26 | Recuperados 274

Puerto Plata paga por la falta de autoridad y torpeza de algunos de sus ciudadanos

Ultima Actualización: miércoles, 29 de abril de 2020. Por: Artículo Invitado

Por: Roque De León Borbón.

Puerto Plata que era una común de Santiago, en 1865 fue elevado a Distrito Marítimo, categoría que fue eliminada por la Constitución de 1907 que la convirtió en provincia normal con las comunes: Puerto Plata, Blanco (Luperón en la actualidad), Altamira y Bajabonico.

Sabemos que al día de hoy esto es diferente, por los municipios y distritos municipales agregados. Tiene superficie de 1,805.6 kilómetros cuadrados, sus límites son: al Norte y al Oeste por el Océano Atlántico, al Este la provincia Espaillat, al Sur las provincias Santiago, Valverde y Monte Cristi. A la fecha su principal actividad económica es el turismo.

Nuestra provincia que ha entregado al país y al mundo grandes hombres y mujeres en diferentes ramas del saber y el hacer, hoy ante la crisis del Covid-19 ha sido ridiculizada y castigada por la irresponsabilidad de las autoridades que deben trazar y hacer cumplir las políticas para el manejo y control de la enfermedad; de igual manera, por la insensatez de un puñado inconsciente de conciudadanos.

El pasado domingo se puso en juego la tranquilidad de esta población con la presencia de un forastero, apodado el "PEREGRINO", que burlando las disposiciones de las mismas autoridades que hoy se alarman, pero que lo vieron exhibirse por gran parte del país incluyendo la recepción por una gran multitud en Imbert y como debe ser, acompañado por una patrulla policial, más no se prevé el toque de sirenas por vehículos de instituciones del Estado. Aun así, no fue posible que los cuerpos de seguridad e inteligencia advirtieran y evitaran lo que hoy nos ha puesto de forma ridícula y burlesca ante el mundo.

No basta con buscar un culpable, es asunto de respetar a los habitantes de un país que como idiotas tenemos más de dos meses encerrados y con la boca tapada sin saber qué estamos esperando, más aún, cuando a un tema tan delicado por ser asunto de vida, de forma irresponsable se le da un matiz político y hasta de fábula; a propósito de que el Virus dura 7 (siete) días para su incubación y la afirmación del Ministro de Salud Pública de que en el lugar habían contagiados.

A los amigos de la prensa, la responsabilidad que tenemos que asumir ante éstas situaciones sobrepasa a discusiones triviales y posiciones políticas, está en juego la salud presente y futura de nuestro pueblo y con ello, nuestro avance como sociedad.