Puerto Plata Covid-19 | 03/06/2020 | Infectados 376 | Fallecidos 26 | Recuperados 278

Peluquerías y salones de belleza en Puerto Plata atraviesan “crujía económica” ante cuarentena por el COVID-19

Ultima Actualización: viernes, 17 de abril de 2020. Por: Antonio Heredia

De igual manera, varios jóvenes propietarios de peluquerías en distintos sectores de este municipio cabecera San Felipe de Puerto Plata, indicaron que “la están pasando mal".

PUERTO PLATA.- Propietarios de peluquerías y salones de belleza de esta ciudad, denunciaron que están pasando una situación económica muy difícil debido al aislamiento social obligatorio instaurado por las autoridades, ante la amenaza del Coronavirus.

La queja de barberos y estilistas puertoplateños, radica en que sus ingresos se han reducido en un 100% ya que únicamente a través de sus pequeñas empresas es que generan recursos para comprar comida, pagar renta de vivienda, además del alquiler de locales comerciales y algunos empleados.

 “De mi salón es que yo mantengo mi familia y también pago los servicios básicos de agua, luz, telecable y otros gastos de la casa, debido a que soy madre soltera de tres hijos y no tengo ninguna otra entrada económica”, expresó la joven Alexandra Fernández, residente en el populoso sector Padre Granero de esta ciudad.

Fernández dijo que desde la entrada en vigencia del estado de emergencia, tiene exactamente un mes con su negocio cerrado y de ahí es que sostiene a su familia, aunque manifestó que respeta la disposición oficial de instaurar una cuarentena para evitar la propagación del virus COVID-19.

De igual manera, varios jóvenes propietarios de peluquerías en distintos sectores de este municipio cabecera San Felipe de Puerto Plata, indicaron que “la están pasando mal” ya que por el período de aislamiento se han paralizado las actividades económicas.

Señalaron que han cumplido con las disposiciones del Estado para evitar el contagio por el Coronavirus, por lo cual solicitaron una ayuda al Gobierno, en vista de que han sido duramente afectados por la suspensión de las actividades económicas no esenciales en el país por la cuarentena y el toque de queda debido a la pandemia del Coronavirus.