Canela Tavarez Abogados
Puerto Plata Covid-19 | 04/04/2020 | Infectados 34 | Fallecidos 0 | Recuperados 0

Empleados sector privado de Puerto Plata denuncian los obligan a trabajar a pesar de cuarentena por coronavirus

Ultima Actualización: sábado, 21 de marzo de 2020. Por: ANTONIO HEREDIA

Son varias las empresas que han obligado a los trabajadores a cumplir un horario de 8:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde.

PUERTO PLATA.- Trabajadores de empresas y entidades privadas en esta jurisdicción siguen denunciando que a pesar de la amenaza del COVID-19, sus empleadores los están obligando a laborar.

Esta situación arbitraria se continúa registrando en esta provincia de Puerto Plata, no obstante, la cuarentena oficial instaurada para ralentizar la propagación y el contagio del coronavirus.

Son varias las empresas que han obligado a los trabajadores a cumplir un horario de 8:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde, bajo la advertencia de que si faltan serán despedidos.

Unas lluvias de denuncias han sido recibidas al respecto, donde empleados de estaciones gasolineras, moteles y otros establecimientos dicen que trabajan a “manos pelá” por lo que temen contagiarse del coronavirus.

“Yo trabajo en un motel y sigo laborando como si nada ya que los propietarios no quieren acatar la cuarentena... Ayúdenos por favor difundiendo esta denuncia, porque hemos tratado con los dueños y se niegan a cerrar con la sencilla excusa de que después le hacen robos en el hotel”, expresó una dama quien pidió omitir su nombre.

De igual manera, se supo que todo el personal administrativo y de mantenimiento en una universidad privada local, casi tuvieron que amotinarse para que la rectoría decidiera acatar la cuarentena para prevenir el coronavirus.

Ante la repulsiva de las secretarias, conserjes, jardineros y otros empleados de continuar laborando ante el riesgo del COVID-19, la administración de dicha academia optó por enviarlos a sus hogares ya los estaban obligando a trabajar inclusive hasta el sábado al mediodía.

Cabe destacar que contrario a esas posturas, varias empresas locales como es el caso de la Casa Brugal, cerraron sus operaciones hasta nuevo aviso con el objetivo de proteger su personal y clientes, mientras que otras favorecieron a sus empleados con flexibilidad de horario.