Canela Tavarez Abogados

Este martes será no laborable en República Dominicana por veneración a Virgen de La Altagracia

Ultima Actualización: lunes, 20 de enero de 2020. Por: ANTONIO HEREDIA

La veneración a esa deidad, se remonta al 12 de mayo de 1512 durante la época colonial cuando fue construida una parroquia en la Villa Salvaleón de Higüey.

PUERTO PLATA.- Este martes 21 de enero no es laborable en la República Dominicana, debido a la tradicional celebración religiosa en honor a la virgen de Nuestra Señora de La Altagracia.

Esta celebración que mucho preclaros definen como un acto de idolatría de la iglesia Católica, consiste en la adoración a un cuadro de La Altagracia el cual mide 54 centímetros de alto por 42 centímetros de ancho, en el cual se retrata a una mujer dando a luz a su hijo y detrás de ella se encuentra José.

La veneración a esa deidad, se remonta al 12 de mayo de 1512 durante la época colonial cuando fue construida una parroquia en la Villa Salvaleón de Higüey, bajo las órdenes del obispo de Santo Domingo, García Padilla.

Ya en esa época habían llegado a Higüey, los hermanos Alonso y Antonio Trejo, quienes trajeron consigo una imagen de la Virgen de la Altagracia, que desde hace años en considerada “Madre Protectora de la República Dominicana”.

La primera coronación de La Altagracia fue el 15 de agosto de 1922, cuando el pontífice Papa Pío XI se encontraba en el país y desde el Baluarte 27 de Febrero, hoy Puerta del Conde, la divinidad fue canónicamente coronada bajo el título de Nuestra Señora de la Altagracia.

Durante la primera visita del Papa Juan Pablo II, el 25 de enero de 1979, este bendijo el Santuario de La Altagracia, hoy Basílica de Nuestra Señora de la Altagracia y el 12 de octubre de 1992, en su segunda visita al país, el Sumo Pontífice coronó personalmente a la imagen con una diadema de plata sobredorada.

Por tal motivo, la fecha del 21 de enero sale feriada en los calendarios ya que la festividad de Nuestra Señora de La Altagracia, convoca a millares de personas que peregrinan para rendirle culto, de manera especial en el Santuario de Higüey.