Canela Tavarez Abogados

Feligresía católica de Puerto Plata celebró día de Corpus Christi con acostumbrada procesión y misa

Ultima Actualización: viernes, 21 de junio de 2019. Por: Antonio Heredia

El prelado católico explicó que dicha festividad se desarrolla anualmente en todas las iglesias del país y del mundo.

PUERTO PLATA.- Con la concurrencia de centenares de fieles pertenecientes a la grey católica de esta jurisdicción, fue celebrado este jueves el día de Corpus Christi, que contempló la tradicional procesión y una misa en la explanada lateral de la catedral San Felipe Apóstol.

Las actividades religiosas del día de Corpus Christi fueron encabezadas por el obispo, Monseñor Julio César Corniel Amaro, donde estuvieron presentes todos los sacerdotes, diáconos y ministros de las parroquias y capillas que forman parte de la diócesis Puerto Plata-Gaspar Hernández.

“El Corpus Christi o Cuerpo de Cristo, es una fiesta eucarística de adoración a su presencia, personificada en el pan y el vino, Se trata de una manifestación entre el pueblo de Dios y la iglesia, donde Cristo está presente a través del pan y el vino y se muestra al público para su adoración”, sostuvo Corniel Amaro.

El prelado católico explicó que dicha festividad se desarrolla anualmente en todas las iglesias del país y del mundo, donde la feligresía participa de forma entusiasta en las eucaristías, procesiones o en los encuentros cristianos que se efectúan para la ocasión como es la primera comunión de los niños.

Los centenares de fieles católicos puertoplateños vestidos de blanco, acompañaron al obispo y a los sacerdotes en la procesión que salió de la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en el ensanche Miramar (Los Cocos), la cual recorrió varias calles céntricas de la ciudad hasta llegar a la catedral local.

Zoom

Se apunta que reportes del Vaticano indican que el día del Corpus Christi fue instituido por el papa Urbano IV en el año 1264, ya que mediante la bula Transiturus de hoc mundo, se estableció que dicha festividad se celebraría el jueves después de la fiesta de la Santísima Trinidad.

En principio no se realizaban procesiones, pero al pasar de los años los creyentes y ministros de la Iglesia Católica se vieron la necesidad de coronar la fiesta del Corpus Christi con una procesión y concluye con la Eucaristía.