Palic Salud

Velo de misterio rodea desaparición avión con tres pasajeros hace un año y cuatro meses en playa Bergantín de Puerto Plata

Ultima Actualización: miércoles, 28 de febrero de 2018. Por: ANTONIO HEREDIA

Dicho suceso aconteció en medio de rayos, lluvias, vientos y truenos, la noche del lunes 18 de octubre del 2016, cuando el pequeño avión, perdió comunicación.

PUERTO PLATA.- A un año y cuatro meses de que un avión se precipitará al mar en la playa Bergantín de esta jurisdicción, nada se ha sabido con exactitud qué pasó con la citada aeronave, la cual supuestamente tras presentar problemas mecánicos debajo de una tormenta, nunca llegó al aeropuerto local.

 

Dicho suceso aconteció en medio de rayos, lluvias, vientos y truenos, la noche del lunes 18 de octubre del 2016, cuando el pequeño avión marca Lake Renegade 250, matrícula N724ST pilotado por el misionero estadounidense Charles Adking Ritzen, perdió comunicación con la torre de control y desapareció sorpresivamente del radar de Aeropuerto Internacional General Gregorio Luperón.

 

Al momento del accidente aéreo, Charles Adking Ritzen de 64 años de edad, era acompañado por su esposa Candy Ritzen y el empresario canadiense Benjamins Brown, quienes luego de desarrollar labores humanitarias en Haití, regresaban a Puerto Plata tras haber salido del Aeropuerto  Internacional Toussaint Louverture de Puerto Príncipe.

 

Los esposos Ritzen y su amigo Brown, minutos antes de su desaparición llamaron a la torre de control del aeropuerto de Puerto Plata y expresaron que estaban a cuatro millas náuticas pero que no tenían visión de la pista de aterrizaje debido a la tormenta y las fuertes lluvia que los había sorprendido y perdieron comunicación exactamente a las 7:30 de la noche, para jamás volverse a saber de ellos, debido a que sus cuerpos, equipajes, ni mucho menos el fuselaje del avión nunca fueron avistados.

 

La tesis planteada sobre dicho accidente aéreo, expresa que al parecer el piloto no tenía conocimiento del mal tiempo que había en ese momento en la zona de Puerto Plata, por lo cual debido a la tormenta un rayo puso haberle afectado y perdieron la visibilidad, acción que los hizo precipitarse a las aguas del Océano Atlántico en las proximidades de la Poza de Alfonzo ubicada en la playa Bergantín, lugar donde el fondo marino se encuentra a unos 300 metros de profundidad.

 

Las autoridades emprendieron un amplio operativo de búsqueda que incluyó un helicóptero de la Fuerza Aérea de República Dominicana (FARD), buzos de Rescate Ámbar y la Defensa Civil, además de un guardacosta de la Armada de República Dominicana (ARD) en todo el perímetro marino examinando las playas  Bergantín, Cangrejos, Sosúa, Marapicá y Long Beach, pero como dice un refrán popular “no han aparecido ni en los centros espiritistas”.

 

Se destaca que Charles Adking Ritzen quien nació el 23 de enero del 1950, tenía varios años residiendo en la comunidad rural El Choco del municipio de Sosúa y había regulado su estatus migratorio en el país, ya que se le expidió la cedula de identidad número 404-2180552-2 y era el propietario de un centro ecoturístico “Mokey Jungle” que funcionaba con la anuencia de las autoridades dominicanas.