Palic Salud
Brugal is Happening

Vías de comunicación terrestre de Puerto Plata a bordo de colapsar, gobierno guarda silencio

Ultima Actualización: jueves, 08 de diciembre de 2016. Por: ANTONIO HEREDIA

En cualquier momento el municipio cabecera San Felipe de Puerto Plata pudiera quedarse incomunicado debido a que cada día que pasa se destruyen mas la única autopista.

PUERTO PLATA.- En cualquier momento el municipio cabecera San Felipe de Puerto Plata pudiera quedarse incomunicado debido a que cada día que pasa se destruyen mas la única autopista que conecta a dicha población con Santiago, Santo Domingo y el resto de las comunidades del Cibao.

De acuerdo a lo que se puede observar en las fotografías que ilustran esta información, es sumamente peligroso el transitar por la maltrecha carretera que comunica al distrito municipal de Maimón con Imbert ya que en el tramo de La Colorada, se han producido varios derrumbes en la vía después de las últimas lluvias que han caída en la provincia.

Es tan delicada la situación de esa carretera, que apenas queda un angosto trillo de dos metros por donde ve ven obligados a pasar los vehículos de distintas denominaciones, entre los que abundan camiones y patanas que con su tonelaje y rodaje agravan mas el progresivo estado de deterioro que presenta dicha carretera, donde a cada momento de producen accidentes en los cuales muchas personas han perdido la vida.


Varios choferes del transporte público que a diario sufren en carne propia las deplorables condiciones de esa carretera, advirtieron que de seguir agravándose esa problemática allí pudiera ocurrir una desgracia ya que en horas nocturnas no existe ninguna señalización que le indique a los conductores el peligro que les asecha debido a los hondos derrumbes ubicados en las orillas.

Se espera que en las próximas horas, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), disponga la intervención del tramo carretero que comunica a Maimón con el municipio de Imbert, perímetro que fue afectado de manera notable por los intensos aguaceros que se registraron en esta jurisdicción por casi cuatro semanas.