Puerto Plata Covid-19 | 23/01/2021 | Infectados 6572 | Fallecidos 133 | Recuperados 4250 | Click Para Más detalles

La trampa de Tucidides, que alude al efecto que produce el reto de una potencia emergente a otra establecida y, probablemente vieja

Ultima Actualización: viernes, 18 de diciembre de 2020. Por: Artículo Invitado

Por: Hector Jerez

La trampa de Tucidides, que alude al efecto que produce el reto de una potencia emergente a otra establecida y, probablemente vieja, que es sin duda, la guerra a gran escala.

 

Algo parecido, guardando distancia, puede sobrevenir a la República Dominicana, como consecuencia del grito emancipador de ir "por todos y con todo."

 

Se ha desafiado un imperio de corrupción con suficiente fuerza económica y billonario en favores.

El momento es de decisiones al estilo del Balzaz en el archiconocido caso Dreyfus, "YO ACUSO."

 

Ni el presidente Luis Abinader ni la Magistrada Miriam Germán, deben sentir el frio de la soledad en esta nueva trampa de Tucidides, antes bien, deben sentir en calor, la bravura y el coraje de todo un pueblo que se levanta para decirles aquí estamos, cuenten con nosotros, basta ya, ESTA VEZ, ES LA VEZ.

 

Estar preparados, atentos, que no sea la falta de aliento que ahogue el castigo, que no sea la ausencia de pueblo que corone victoriosa la impunidad.

Desde mi curul opositora, como militante aliancista, proclamo a todo pulmón que, en lo atinente a la persecución y sanción a la corrupción, YO SOY LUÍS ABINADER, YO SOY MÍRIAM GERMÁN.

 

Así como lo asumo hoy, con el riesgo que pueda implicar, mañana, con el mismo fervor y riesgo, los voy a criticar si hay una capitulación por componenda malsana.

Con el estricto respeto al debido proceso, SANCIÓN A LOS CORRUPTOS Y QUE RETORNE AL ESTADO - PUEBLO, LO QUE ES DEL PUEBLO - ESTADO.

 

Hay momentos en la historia de un pueblo que se requiere creer y hacerlo con pasión, éste es uno de esos momentos. Eso los compromete.

 

Aquellos, ante los fascistas gritaron, en la histórica Puerta de Alcalá, "NO PASARÁN", nosotros, ante nuestras puertas gritemos, "NO SE ESCAPARAN."