Saber Leer

Ultima Actualización: viernes, 28 de agosto de 2015. Por: Ramiro Francisco

Expande conciencia. Llegamos así, a darnos cuenta qué es noticia interesada y a quien le interesa.

Al tomar en cuenta la cercanía del mundo que nos ha tocado vivir gracias a la magia del Internet, se puede estar bien enterado y casi al instante con texto, foto y vídeo del hecho ocurrido en cualquier parte de nuestro país o tan lejos como Nepal o alguna ciudad de Australia.

Entonces uno lee tal vez sin comprender, que una vicepresidente de un país centroamericano renuncia acusada de corrupción y que el mismo presidente de la tierra de Rigoberta Menchú, se tambalea por la misma causa.

Uno lee y se entera que el jefe de la policía de nuestro país, llama “indeseables y delincuentes” a quienes se refugian en la institución para cometer acciones reñidas con la Ley, debido a la cantidad de agentes y oficiales envueltos en las mismas.

El que gusta de la lectura lee, del bombardeo de informaciones que tratan sobre el caso Petrobras en Brasil, que amenaza con llevar al  calabozo a muchos funcionarios y empresarios corruptos (Algunos ya están guardando prisión).

Al leer, uno se entera de los brincos que dan en nuestro país( más que un maco celoso) algunos funcionarios que han sido sometidos a la justicia acusados de corruptos-ladrones y brincos por igual ejecutan funcionarios judiciales con tal de enfriar muchos de esos expedientes “calientes” que tienen en sus manos.

Por la lectura nos enteramos, de la “humilde y sincera petición” de un jefe de gobierno de un país caribeño ubicado “ en el mismo trayecto del sol”, cuando cansado, tal vez desconfiado De todo y de todos, clama a Dios que ayude a acabar la delincuencia y la inseguridad ciudadana.

Les digo, que si uno lee donde debe, y lo que tiene que leer, uno se entera de muchas cosas…

Aunque hay especialistas según lo que uno lee,    que son encargados de colocar o no, las “lecturas”

Lo que en algún “pizarrón de lecturas” sale en primera página –también se le llama portada en nuestra jerga- en otros “pizarrones” lo podemos leer, entre los obituarios, debajo o al lado de un anuncio de pollos. Depende de lo que el “escribidor” quiere que leamos.

Independientemente de esas cosas, la lectura es rica. Leer es favorable. Nutre, fortalece, despierta abre más allá de los ojos, el entendimiento y la razón.

Expande conciencia. Llegamos así, a darnos cuenta qué es noticia interesada y a quien le interesa. Ah, y nos damos cuenta también del nivel de credibilidad que podemos otorgarle a los “escribidores” y a sus escritos.

¿Ven por qué es bueno leer un poco más allá?