Canela Tavarez Abogados

Causa reacciones de rechazo en Imbert confirmación presidente Junta Municipal Electoral de allí

Ultima Actualización: martes, 18 de junio de 2019. Por: HUMBERTO FRANCISCO

Debido a la presión popular, numerosos efectivos de las Fuerzas Armadas procedieron a militarizar la Junta Municipal Electoral de Imbert.

PUERTO PLATA.- La confirmación del señor Alcides Silverio como presidente de la Junta Municipal Electoral de Imbert, ha sido definida como “el regreso de un dolor de cabeza” por los diferentes sectores políticos de esta localidad puertoplateña.

Para la gran mayoría de los imberteños, la reconfirmación de Silverio quien fue en otrora un connotado dirigente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), no se compadece con la realidad de los acontecimientos ocurrido durante las pasadas elecciones generales.

Varios ciudadanos recordaron que debido a la postura ambivalente del señor Alcides Silverio, en esa comunidad por poquito estuvo a punto de registrarse un baño de sangre, porque duró casi una semana para ofrecer los datos sobre quien había sido el ganador de la alcaldía de Imbert en los comicios del 2016.

“Estamos sorprendidos con esta decisión, lo cual se presta a una serie de interpretaciones que en las venideras elecciones del 20202 pudieran afectar la atmósfera de tranquilidad y democracia aquí en Imbert”, dijeron varias personas que conversaron al respecto con este corresponsal.

Se recuerda que luego de las votaciones realizadas el 15 de mayo del 2016, el pueblo de Imbert se tiró a las calles en reclamo de que se acaten los resultados electorales donde resultó electo como alcalde municipal el abogado José Tomás Díaz Cruz, que encabezada la boleta del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y aliados.

Debido a la presión popular, numerosos efectivos de las Fuerzas Armadas procedieron a militarizar la Junta Municipal Electoral de Imbert, acordonando todo el perímetro de la calle Mella próximo al parque Central de esa localidad, que era celosamente patrullado por soldados con fusiles en las manos.

La situación fue tan álgida que hasta un helicóptero de la Fuerza Aérea de República Dominicana (FARD) sobrevolaba las instalaciones de la Junta Municipal Electoral, manteniendo a cientos de ciudadanos aterrorizados y que había la intención desde el partido de gobierno de desconocer la voluntad del pueblo expresada en las urnas.