Canela Tavarez Abogados

Los Celtics quieren volver a luchar por el anillo

Ultima Actualización: miércoles, 16 de enero de 2019. Por: La Redacción

Aunque todavía falte mucho tiempo para la definición de los playoff, ahora a los Celtics le tocará remontar.

PUERTO PLATA.- Quedan lejos los tiempos en los que los Boston Celtics eran los grandes favoritos para ganar la NBA, el máximo campeonato de fútbol mundial. En la década de los ‘80 los hombres liderados por Larry Bird se jugaban a menudo el dominio de la liga más importante con los Los Angeles Lakers de Magic Johnson.

 

En la última década, es decir desde el último título conseguido el año 2008, los Celtics no han logrado imponerse a nivel absoluto aunque siempre han tenido un aura de gran equipo. Este año, sin embargo, las cosas han cambiado, como demuestran los buenos resultados cosechados por el equipo en el que el dominicano Al Horford es una de las piezas clave. El conjunto entrenado por Brad Stevens es uno de los más divertidos de este año en la NBA y sus espectadores están disfrutando mucho de las actuaciones de estos meses. Pero el equipo que lleva más victorias de todos en la historia de la NBA, quiere seguir sorprendiendo y se postula como uno de los candidatos  a la victoria final.


Si bien por ahora la clasificación de la Conferencia Este ve a los Celtics en el quinto lugar, las apuestas de bwin lo ven como uno de los equipos favoritos a la conquista del anillo detrás de Golden State, los vigentes campeones, y de los Toronto Raptors, otra de las sorpresas de este año.

 

La trascendencia del escudo que llevan en la camiseta y las capacidades del técnico y de los jugadores han permitido crear un conjunto que está trabajando bien y con las ganas justas para poder hacer bien los deberes hasta la fase de los playoff, es decir el momento de la verdad. Kyrie Irving, el base, es sin duda uno de los mejores elementos a disposición de Stevens, que ha visto en él uno de los mejores socios del ya mencionado Horford, que desde su llegada a Boston desde Atlanta ha tomado el mando de muchas de las operaciones de ataque de los Celtics. De hecho, si por un lado Irving es el mejor anotador del equipo, con un promedio de 22,67 puntos por partido, Horford lleva 6,3 rebotes por encuentro, una cifra importante en el marco de una estadística clave para las segundas jugadas, algo fundamental en la economía de un partido de baloncesto.

 

Aunque todavía falte mucho tiempo para la definición de los playoff, ahora a los Celtics le tocará remontar para poder conseguir clasificarse en una posición mejor de la quinta que ocupan actualmente. Pasar al tercer puesto les evitaría un probable cruce contra los Oklahoma City Thunder, un conjunto bastante hostil.  Para lograr una mejor posición antes del momento de la verdad, los hombres de Stevens harán hincapié en la técnica de Irving y en la contundencia de Horford. A ellos se encomienda el público del TD Garden, donde tanto los jugadores como los aficionados quieren volver a vivir la gloria ya saboreada en el pasado.