Canela Tavarez Abogados

Gestan movimiento en Puerto Plata para exigir a las autoridades rescate de instalaciones deportivas que se caen a pedazos

Ultima Actualización: lunes, 22 de octubre de 2018. Por: ANTONIO HEREDIA

De igual manera, proponen establecer que una institución administre el bajo techo a fin de velar por el mantenimiento y cuidado del techado que tiene más de 15 años.

PUERTO PLATA.- Profesionales, deportistas y dirigentes clubísticos de este municipio San Felipe de Puerto Plata, anunciaron que se está gestando un movimiento mediante el cual se va a exigir a las autoridades competentes la reparación inmediata de las instalaciones deportivas locales.

Se adelantó que la iniciativa ha de llamarse Movimiento Deportivo Puertoplateño (MDPP), cuya primera reunión se efectuará en el Club Hugo Kunhardt, donde trazarán las directrices a seguir en las próximas semanas.

En tal sentido, el abogado y deportista Amaury German Báez, sostuvo que es muy penoso el estado en que se encuentra el bajo techo Fabio Rafael González ubicado en el Polideportivo local, es la única cancha de baloncesto techada que tiene esta ciudad.

Añadió que en dichas instalaciones deportivas no se puede realizar ningún tipo de eventos por temor a que el techo se desplome en vista que a diario se cae un fragmento de metal oxidado por la falta de mantenimiento.

Otro profesional que elevó su voz de alarma por las deplorables condiciones de las instalaciones deportivas de Puerto Plata, es el doctor Anulfo Suero, quien manifestó que “ya es momento de hacer una marcha en favor de la reconstrucción del polideportivo y del estadio José Briseño”.

De igual manera, proponen establecer que una institución administre el bajo techo a fin de velar por el mantenimiento y cuidado del techado que tiene más de 15 años, que fue construido con una inversión millonaria por parte del Estado dominicano.

También el artista popular “Guegué La Yanta” sostuvo a través de su cuenta de Facebook que “al parecer el Gobernador y demás autoridades de Puerto Plata van a esperar que ese techo se desplome, y hayan tragedia que lamentar para iniciar la urgente reparación de esa estructura.