Palic Salud

Playas de Puerto Plata estuvieron semidesiertas por fuerte oleaje, bañistas soberbios se dieron chapuzón

Ultima Actualización: viernes, 30 de marzo de 2018. Por: ANTONIO HEREDIA

Varios ciudadanos intrépidos de forma soberbia se lanzaron a darse un chapuzón en el mar, desoyendo el llamado de atención de la Defensa Civil.

PUERTO PLATA.- Las paradisiacas playas de esta provincia turística que todos los años para esta época son abarrotadas por miles de bañistas, lucieron semidesiertas este jueves santo debido a los fuertes oleajes que desde hace tres días se registran en la costa atlántica.

Debido a que continuaban anormales las condiciones marinas en todo el perímetro costero con olas que oscilan de 9 a 11 pies, las autoridades colocaron bandera roja en las playas ya que es la señal acostumbrada para advertir del peligro latente.

Pero aun así, varios ciudadanos intrépidos de forma soberbia se lanzaron a darse un chapuzón en el mar, desoyendo el llamado de atención de la Defensa Civil.

Con pocos bañistas fueron observadas las playas más populares de Puerto Plata como son La Ensenada en Estero Hondo y Punta Rucia que pertenecen al municipio de Villa Isabela, además de Playa Grande en Luperón, Playa Teco en Maimón, Cofresí, Costámbar, Camacho, Long Beach, Marapicá, El Pueblito y Playa Dorada en este municipio cabecera San Felipe de Puerto Plata.

Una situación similar se pudo denotar en las playas Bergantín y Cangrejos de Montellano, además en la famosa bahía de Sosúa solo se notaban los fuertes oleajes que se estrellaban en la arena y solo en Playa Alicia al caer la tarde del jueves santo so pudo  apreciar a un pequeño grupo de bañistas que de manera furtiva se mojaban con la resaca que dejaba en la orilla el oleaje anormal.

La única playa que tuvo la afluencia acostumbrada de bañistas, fue la playa El Encuentro en Cabarete, ya que allí por la altura de las olas, desde hace años conviven de forma habitual numerosos ciudadanos nativos y extranjeros amantes de los deportes acuáticos extremos, los cuales se desplazaban haciendo acrobacias en sus tablas de surf encima de las grandes olas.