Sin ideas, por el momento.

Ultima Actualización: viernes, 23 de marzo de 2018. Por: LUIS HENRIQUEZ CANELA

Constantemente veo la luz, pero se apagar al instante.

Este trabajo gratuito de escribidor esporádico lo tengo abandonado. Al parecer la inspiración se ha mudado de casa o talvez son tantos los temas a elegir que, atosigado, decido no tocarlos.   

Es una especie de letargo circunstancial por empache. Sucesos que se repiten, situaciones que no se resuelven ni hay voluntad para resolverlas.  El hastío se ha apoderado de este teclado y la tela de araña de mi entendimiento no se quiere desprender.

Constantemente veo la luz, pero se apagar al instante. ¿Qué será? Porque razones hay de sobras para escribir, casos y cosas; de todo.  Confío en que pronto pueda retomar el maltrato al idioma con mis planteamientos pasados de moda.  

Ojalá que llueva café.

Hasta luego.