Palic Salud

Hombre demanda al lanzador Carlos Martínez por supuestamente agredirlo en las afueras de un "striptease" en el 2014

Ultima Actualización: lunes, 05 de febrero de 2018. Por: ANTONIO HEREDIA

De acuerdo a una publicación del periódico "Belleville News-Democrat" en su página de internet, informa que Andrew D'Angelo presentó la demanda en el condado de St. Clair.

PUERTO PLATA.- El lanzador puertoplateño Carlos Martínez de los Cardenales de San Luis, enfrenta una demanda por alegadamente formar parte de un grupo que agredió a un hombre en las afueras de un club de “striptease” en San Luis en el 2014  dejando al demandante con una fractura en la espalda y casi 100 mil dólares en gastos médicas.

 

De acuerdo a una publicación del periódico "Belleville News-Democrat" en su página de internet, informa que Andrew D'Angelo presentó la demanda en el condado de St. Clair al expresar que estuvo en un bar de San Luis el 4 de julio de ese año cuando entabló una discusión con un grupo de hombres, que incluía al lanzador Martínez y al fallecido jardinero dominicano Oscar Taveras.

 

Supuestamente, luego de ahí, se dirigió al Penthouse Club, ahora llamado "Diamond Cabaret", donde según dice la demanda Martínez y sus acompañantes eventualmente aparecieron allí también, procediendo a golpear en la cabeza y la cara a D'Angelo en las afuera del club, por lo cual dicha también acusa a la compañía propietaria del local “Diamond Cabaret" por negligencia y responsabilidad.

 

El abogado de Martínez, Jon Fetterolf, que aún no había visto la demanda el pasado viernes, calificó las supuestas acciones como "inexactas y falsas", según publica el St. Louis Post- Dispatch, ya que no ni él ni su cliente han recibido una copia de la demanda mencionada en el artículo y que cuando la tengan en mano, responderán en consecuencia.

 

La demanda, según lo detallado por News-Democrat, afirma que D'Angelo había estado bebiendo en St. Louis el 4 de julio de 2014, cuando tuvo un altercado con un grupo de hombres que incluía a Martínez y Taveras, lo cual fue descrito por el mencionado periódico como una confrontación como "verbal" ya que los Cardenales estuvieron en la ciudad ese día, el Día de la Independencia, después de haber jugado los Miami Marlins.