Palic Salud
Brugal is Happening

Geólogos de RD y Cuba estudian efectos de posible sismo en Puerto Plata

Ultima Actualización: miércoles, 30 de agosto de 2017. Por: ANTONIO HEREDIA

“Puerto Plata está ubicada en una zona con fallas geológicas activas, tanto al Norte como al Sur de ella".

PUERTO PLATA.- El Servicio Geológico Nacional (SGN) de la República Dominicana y el Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS) de Cuba, iniciaron una investigación científica en Puerto Plata, para determinar los posibles efectos en sitio de un terremoto en el centro de esta ciudad, ya que es la provincia con mayor riesgo de sismo del país.

Este estudio que se realiza con el apoyo del Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDOCYT)  y el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT), permitirá identificar y determinar cómo reaccionarían las edificaciones más importantes de la provincia, a la hora que ocurra un terremoto.

El director del SGN, Santiago Muñoz Tapia, explicó que la investigación es de suma importancia para la nación, ya que fue en Puerto Plata donde ocurrieron dos de los últimos terremotos más significativos: uno el 22 de septiembre del 2003 con una magnitud de 6.5 en la escala de Richter, y otro que tuvo epicentro en Samaná con una magnitud de 8.0, pero también causó cuantiosos daños a la ciudad en 1946.

“Puerto Plata está ubicada en una zona con fallas geológicas activas, tanto al Norte como al Sur de ella. Y, además, justo a orillas del Océano Atlántico donde está una de las principales fuentes sísmicas en la República, la interacción de la Placa Norteamérica con la placa del Caribe, especialmente en la parte Norte-noreste de la isla, donde se encuentra la falla Hispaniola Norte”, indicó el Muñoz.

La ciudad también es afectada por la falla Camú, ubicada detrás de la Loma Isabel de Torres, por donde pasa el río Camú; también la falla Rio Grande próxima a Imbert, que son importantes fuentes sismogénicas (generadoras de sismos) como la falla Septentrional que va desde Samaná hasta Montecristi y es considerada una zona de alto riesgo sísmico”, indico el director de la máxima institución geológica dominicana.

En esta investigación se busca determinar el “efecto de sitio” que tendría un eventual sismo en las diversas áreas del casco urbano de Puerto Plata, haciendo énfasis en las edificaciones primarias, es decir, aquellas construcciones que es necesario mantener en pie para responder en caso de desastres, tales como hospitales, e instituciones de socorro a la ciudadanía como el COE, Defensa Civil y los bomberos.

El estudio del comportamiento del suelo se realiza por la necesidad que hay de que se determine el efecto que tendría en el sitio un posible terremoto y según la geóloga Zulima Rivera Álvarez, investigadora del CENAIS de Cuba, “los efectos de sitio son las variaciones muy puntuales ante la ocurrencia de un sismo. Porque la superficie tiene diferentes composiciones y dependerá de ella si las señales del sismo llegan de la misma manera o no a determinados lugares”.

“Para realizar el estudio se emplearán todas las características que tiene el suelo como litología, las propiedades físico mecánicas, sondeos geotécnicos, campañas de medición y todas las peculiaridades de las estructuras como años de construcción, infraestructura, tipo de estructura, cantidad de personas que trabajan, ahí entre otros aspectos”, detalló.

Durante la investigación se evaluarán las condiciones del suelo donde han sido construidas diez instituciones esenciales en Puerto Plata, que son la Defensa Civil, el Ayuntamientos, la Gobernación, el Hospital Ricardo Limardo y el cuartel del Cuerpo de Bomberos de esta localidad.

Además de la Fortaleza San Felipe, la Oficina de Pasaportes, el politécnico Gregorio Urbano Gilbert (La Reforma), la escuela Virginia Elena Ortea y el Liceo José Dubeau, que están ubicados en el casco urbano de la ciudad norteña.

En tanto que la arquitecta María Betania Roque quien es la encargada de Vulnerabilidad del SGN, precisó que se hará enfoque específicamente en las edificaciones que se supone deben mantenerse de pie ante la ocurrencia de un evento sísmico, es decir, las infraestructuras que prestan servicios públicos o que agrupan a una gran cantidad de personas como es el caso de las escuelas, hospitales, etc.